15.7.10

Recomendación de la semana: Un día de furia (Joel Schumacher, 1993)

Comienzo esta andadura (en la que me han metido) para analizar una de las películas que todo buen aficionado al cine debería de ver al menos una vez en su vida.
Nuestro protagonista se llama Bill Foster (Michael Douglas), se encuentra en medio de un atasco en una mañana calurosa de otro día más de esta ciudad infernal de Los Ángeles. De repente , sin ningún motivo aparente se bajará del coche y comenzará lo que se podría llamar una oleada de situaciones en las que el protagonista se verá envuelto e irá resolviendo de una manera cada vez más violenta y agresiva.
Este sería el comienzo del film, pero nada más lejos de ser un cúmulo de situaciones, el director (Joel Schumacher) ha querido hacer una crítica a la sociedad americana en la que aún existe el racismo, lo fácil que es conseguir un arma (algo que se le da bastante bien al protagonista), la poca solidaridad, etc. y nos lo muestra a través de una persona aparentemente normal que a través de las desgracias que le han ocurrido explota y deja salir toda su ira contra todo aquello que lo ha enfurecido. Esto llevará a situaciones tópicas la mayoría divertidas, sobre todo por lo exagerado, y otras más duras, de más reflexión. Evidentemente sus acciones llamarán la atención de la policía y en especial la del detective (Robert Duvall) al que le falta un día para jubilarse (vaya que causalidad ¿no?).
En definitiva, una película recomendable de ver ya que llevará al espectador a imaginarse que haría él ante una situación así. Si que es verdad que algunas situaciones se exageran demasiado y que no mantiene el nivel del genial comienzo durante la parte final de la película, pero aun así recomendable.

Valoración: 4/5