31.10.10

La poesía de lo macabro: Beetlejuice (Tim Burton, 1988)

Aprovechando que es Halloween, hoy iniciamos el especial "La poesía de lo macabro" sobre el director más terrorífico y peculiar de hoy en día, Tim Burton. Para ello recorreremos sus estrafalarias historias de la mano de L.S.C.
Beetlejuice es un ser difunto que vive en el no mundo. Trabaja como bioexorcista, es decir, ayuda a los fantasmas a echar de su hogar, a aquellas personas que lo ocupen o si más no, que puedan molestarlos. Es un hombre sucio y grosero que se alimenta básicamente de suculentas cucarachas; su famoso traje es un anticuado traje a rayas. También es destacable en este curioso personaje que es capaz de transformarse a su antojo. Éste film narra la historia de una joven pareja que, sufren un accidente de coche en el que mueren. Un nuevo matrimonio, formado por una escultora llamada Delia y su marido Charles, junto con su hija Lydia, compra la casa donde vivía el primer matrimonio, los fantasmas de los cuales se ven desahuciados contra su voluntad, por lo que, piden ayuda a Beetlejuice, que tratará de echar a los vivos de la casa utilizando sus no recomendables métodos.
Burton nos dejó entrever éste film algunos de los futuros personajes que podemos ver en su película Pesadilla antes de Navidad como por ejemplo, la serpiente que sale en el desierto y que finalmente engulle a Beetlejuice o la cena donde Beetlejuice interviene (justo cuando sale de la maqueta), en donde sale la pequeña cabeza de Jack, el protagonista del filme animado.
Otra de las anécdotas curiosa que Tim Burton nos ofrece está relacionada con el curioso protagonista del film, Beetlejuice, protagonizado por Michael Keaton, los dientes del cual eran reales, dado que Michael Keaton se estaba poniendo fundas, asi que los dientes los tenía así de feos.
Película dirigida por, Tim Burton, y protagonizada por el actor Michael Keaton en el papel de Beetlejuice; Winona Ryder hace el papel de Lydia Deetz, una muchacha que detesta a su padre (Charles Deetz) y a su madre adoptiva (Delia Deetz), interpretados por Jeffrey Jones y Catherine O'Hara. A la película la caracteriza un toque de humor negro, propio del director. El film obtuvo un gran éxito aquel año, recaudando sólo en Estados Unidos 73 millones de dólares. Parte del éxito de la película es gracias al personaje de Beetlejuice y es por eso que en la década de los noventa fue llevado a la pantalla de televisión a través de una serie de dibujos animados, logrando mantener la popularidad de este personaje, convirtiéndolo en una figura de culto para muchas personas debido a su humor sin sentido y a su numerosa variedad de imaginativas situaciones con el estilo de su creador Tim Burton. Para los fans de Tim Burton fue, y es, una pieza para su colección. También cabe añadir como dato de interés que se publicaron juegos de Beetlejuice para Nintendo Entertainment System (NES).
En definitiva, esta película como muchas otras de Tim Burton es una referencia para los amantes tanto del director como de la gran pantalla. 

Valoración: 5/5