20.10.10

No es nada personal: Scarface (Brian De Palma, 1983)

Continuamos este especial sobre películas de mafia con la formidable Scarface, en España llamada “el Precio del Poder”, esta vez no son los típicos gangters de los años 40-50 sino que estamos en los 80 en la costa este de Estados Unidos, concretamente Miami donde el tráfico de drogas es la principal fuente de ingresos de los mafiosos. Brian De Palma, Los intocables de Eliot Ness o Misión Imposible, dirige este film con Al Pacino como principal actor interpretando a Tony Montana. Remake de Scarface El terror del hampa, dirigida por Howarks Hawks de 1932.
Tony Montana (Al Pacino) es un criminal cubano que llega a Miami, harto de vivir en la miseria pretende convertirse en el capo más grande de la ciudad, con la ayuda de su mejor amigo Manny Rivera (Steven Bauer) trabajarán para diversas organizaciones criminales para ir subiendo puestos hasta tener el apoyo y la autoridad suficiente como para hacerse con el poder de las bandas de narcos de Florida, claro que su carácter y ambición le jugarán malas pasadas, como enamorase de la mujer de su jefe Elvira Hancock (Michelle Pteiffer).
Y es que es mejor no desvelar mucho de la trama e ir viéndola porque ver a Tony Montana y en el ascenso y caída corrompido por el poder y el dinero no tiene desperdicio, aquí no hay mejor persona para la interpretación del protagonista que Al Pacino, el actor esta increíble en el papel del inmigrante cubano (hasta con el acento latino en la versión original) quitando prácticamente el protagonismo a los demás actores, y es que si en el Padrino interpretaba a una persona fría, calculadora, aquí sobrepasa los límites: es violento, ambicioso, drogadicto, corrupto, soez en especial con la palabra “joder” y sus derivados… Eso sí, tiene la suficiente inteligencia como para llegar a lo más alto de la organización. Junto a él está su compañero Manny Rivera interpretado por Steven Bauer, también es cubano y le tiene un gran respeto a su amigo Tony con el que llegará a convertirse en su mano derecha. Por su parte, Michelle Pfeiffer lejos de ser la típica mujer florero de uno de los capos, demostrará ser una persona fuerte que incluso plantará cara al mismísimo Tony Montana cuando este está en su caída.
En definitiva, una película cien por cien recomendable y que todo buen amante del cine debería de ver, grandes interpretaciones, mención aparte la del protagonista Al Pacino, con escenas que quedarán en la memoria (increíble final), magníficos diálogos llenos de insultos y una gran banda sonora con temazos como “Push it to the limit”. Una obra de arte.

Cita favorita: “Todo lo que tengo en esta vida son mis palabras y mis cojones y no los rompo por nadie” – Tony Montana

Valoración: 6/5