26.10.10

No es nada personal: Uno de los nuestros (Martin Scorsese, 1990)

Continuamos este especial sobre la mafia con Goodfellas aquí en España Uno de los nuestros. Es una película dirigida por Martin Scorsese (Casino, Infiltrados o la mas reciente Shutter Island) y basada en una historia real. Como protagonistas tenemos al rey de este tipo de películas Robert de Niro, junto a él estará Ray Liotta y Joe Pesci, ambientada en Nueva York en una época que abarca de los años 50 a los 80 narra la vida de como un chico que sueña con ser un gángster, va convirtiéndose en una persona respetada dentro de este mundo. Nominada a 6 Oscas de los cuales sólo se llevó uno, el de mejor actor secundario (Joe Pesci).
Henry Hill (Ray Liotta) es un chico que desde bien pequeño sabía lo que quería ser de mayor, un gángster. Así comenzará a trabajar en el local del mafioso de su barrio “Paule”, que está en frente de su casa, donde observará este mundillo y la manera en cómo se rige. Su padre de origen irlandés y su madre italiana tratarán de impedirlo pero eso no evitará que el chico se introduzca más de lleno en el mundo criminal donde conocerá a sus dos mejores amigos, Jimmy (Robert de Niro) un irlandés sin escrúpulos que le encanta robar y a Tommy (Joe Pesci), un criminal que está como una cabra al que no le cuesta nada apretar el gatillo. De esta manera, Henry se irá convirtiendo en un hombre respetable dentro de la organización y con una vida llena de lujo y consumo, realizando todo tipo de acciones propias de los gángster: robos, asesinatos, extorsión...
“Que yo recuerde, desde que tuve uso de razón quise ser un gangster” Esta es una de las primeras frases que dice el protagonista y te aseguro de que se queda grabada durante el resto de la peli. Y es que Scorsese nos pone en bandeja una historia de gangsters donde estas deseando ver que es lo que viene a continuación, Y para eso, nada mejor que contar con uno de los grandes como Robert de Niro, los papeles de mafioso le van como anillo al dedo, quizá sea por la cara que tiene o por su voz, pero la verdad es que da gusto verle en pantalla. Junto a De Niro tenemos a Joe Pesci (otro al que el personaje parece que lo hayan echo a medida), bajito, desquiciado, impulsivo, violento, vamos mejor tenerlo lejos ya que puede volarte la cabeza de un tiro simplemente por haberle dicho algo que no le gusta. Y para cerrar el trío de reyes un joven Ray Liotta en el papel de chico que quiere triunfar siendo una mafioso y vivir la vida que cree que se merece, en ocasiones narrándolo con la voz en off. Si a esto le sumamos una gran ambientación, bien rodada con todo tipo de planos, con buen ritmo, con escenas violentas y típicas del género, como enterrar a un cadáver, y una banda sonora muy Rock&Roll de la época, pues nos encontramos con un film redondo, que roza la perfección pero que le falta algo para ser considerado quizá como una obra maestra. Sin duda una de las mejores películas del género.

Valoración: 5,5/5