7.10.10

Recomendación de la semana: Diamante de Sangre (Edward Zwick, 2006)

Dirigida y producida por Edwark Zwick (El Último Samurái) y con 5 nominaciones a los Óscars incluyendo mejor actor “Leonardo DiCaprio” (venía del gran éxito de Infiltrados) y mejor actor secundario “Djimon Hounsou” conocido por ser Juba (el esclavo amigo de Máximo en Gladiator ) o salir en Push o La Isla. Y como protagonista femenina Jennifer Connelly, Ultimátum a la Tierra o Hulk.
En plena guerra civil en Sierra Leona en el año 1999, Solomon (Djimon Hounsou) un pescador al que los rebeldes tienen obligado a trabajar en un yacimiento de diamantes encuentra uno de color rosa de tamaño considerable. Lo esconde en algún lugar sabiendo que le puede servir de pasaporte para encontrar a su mujer e hija que están como refugiadas. En ello se cruzará con Danny Archer (Leonardo DiCaprio) un ex-mercenario que trafica con diamantes para financiar conflictos armados el cual le prometerá encontrar a su familia a cambio del diamante, además de traer de nuevo al hijo de Solomon que lo han reclutado como niño soldado en el FRU. También se cruzarán con Maddy (Jennifer Connelly) una reportera estadounidense que quiere averiguar la verdad sobre los beneficios que los diamantes generan en el mercado y así, obtener el reportaje ideal que la hará famosa.
Esta es una de esas pelis que pretende mostrarnos las consecuencias y la explotación que se hacen en países africanos por parte de grandes industrias, generalmente estadounidenses, simplemente con tal de extraer sus recursos naturales y obtener beneficios millonarios. Como tal la trama nos muestra la cruda realidad del lugar: guerrillas entre ejército y milicia, reclutamiento de niños-soldado, familias separadas, ayudas de ONGs… y como punto de vista los tres personajes principales. DiCaprio haciendo de contrabandista, de tipo duro sin escrúpulos que al final se ablanda (quizá no es su mejor papel pero es creíble), Djimon Hounsou de padre que lo ha perdido todo y hará lo que sea para recuperar a su familia (gran interpretación del actor, posiblemente una de las mejores de su carrera), y Jennifer Connelly que hace de la reportera humanitaria que busca de su exclusiva (actuación correcta nada destacable). En definitiva un buen film melodramático que no es una obra de arte pero que será del agrado del espectador siempre y cuando pueda soportar un poco de realismo crudo.
Valoración: 4/5