30.10.10

Recomendación de la semana: Ocho sentencias de muerte (Robert Hammer, 1949)


Hoy recomendamos un clásico del cine negro, Ocho sentencias de muerte, que llegó a las pantallas en 1949. Este clásico, realizado por Robert Hamer, es la obra más emblemática de las comedias de humor inglés producidas por los Ealing Studios.
En film nos cuenta la vida de Louis d’Ascoyne Mazzini, que al ser fruto de la unión entre una madre noble, de la familia del duque d Ascoyne, y un hombre inferior a su rango, sufrirá las humillaciones propias de la exclusión de la familia materna. Ante estas constantes humillaciones y la negación rotunda a enterrar a su madre, noble de nacimiento, en el templo familiar, Louis decide iniciar una malvada pero perfecta venganza. Louis D'Ascoyne Mazzini nos confesara así mediante flashbacks continuos y una narración en off su historia.
Louis D'Ascoyne Mazzini es interpretado por Dennis Price, que le otorga al protagonista y al relato ingenio e inteligencia. Como comedia negra de humor tiene unos diálogos admirables y mantiene un elegante tono satírico que sostiene durante toda la película consiguiendo así la sonrisa del espectador.
Alec Guinness el otro gran protagonista del film puesto que interpreta a los ocho aristócratas secundarios que preceden, a Louis d’Ascoyne, en la sucesión al título vitalicio y hereditario del Ducado de Chalfont:
Aquí encontramos a un versátil y eficiente Alec Guiness en la interpretación de Ethelred D'Ascoyne, el actual Duque; el reverendo Lord Henry, Lord Ascoyne D'Ascoyne, el banquero que llega a aceptar como discípulo al propio Louis; Ascoyne D'Ascoyne Jr; Henry D'Ascoyne jr.; el Almirante Lord Horatio D'Ascoyne; el General Rufus D'Ascoyne, y a Lady Agatha D'Ascoyne.
El guión de la película tiene momentos sublimes, y a la vez los diálogos pueden ser contradictorios al propio personaje. Un ejemplo podría ser que un asesino que ya ha matado a gran parte de su familia, tenga reparos en cazar, aludiendo a la aversión que siente por la sangre, o personajes abstemios que ofrecen alcohol a sus invitados.
La película no estuvo extensa de anécdotas, la más destacada es la que protagoniza el reaccionario Código Hays estadounidense, hizo que la película original se proyectara en América con un final alternativo.
Este film lo recomiendo para todas aquellas personas que disfrutan de un cine negro cuidado e ingenioso marcado por unos diálogos mordaces. Ocho sentencias de muerte es perfecta para una sesión nocturna de cine en casa.

Valoración: 4,5 / 5