1.10.10

Recomendación de la semana: Yojimbo (Akira Kurosawa, 1961)

Este año se está celebrando por todo el mundo el centenario del nacimiento del gran maestro nipón del cine, Akira Kurosawa, para no quedarnos fuera de esta conmemoración, le brindaremos un homenaje, aunque sea modesto, a este genio del séptimo arte, y de paso podremos hablar de como sirvió de inspiración para numerosos cineastas occidentales, como el gran Sergio Leone.
Yojimbo, o El mercenario en nuestro idioma, es una de las cintas clásicas sobre samuráis, en el que un forajido espadachín japonés, que podría ser perfectamente un ronin -un samurái sin señor-, llega a un pequeño y callado pueblo de un recóndito lugar de Japón, este silencio y la sensación de que sea una ciudad fantasma es debido a que en el pueblo hay dos señores que se disputan el dominio de las calles -o de la calle-, antes amigos, ahora, corrompidos por el deseo de poder, encuentran fácilmente la excusa para enfrentarse. La llegada de este forastero transtornará la "normalidad" de este pueblo, ya que empezará a amenazar a ambos bandos a menos que le den dinero a cambio de sus servicios, y así este personaje, que al principio solo parece un mercenario y un delincuente más, acabará por controlar ambos bandos y a sus señores a los que manejará a su antojo.
Esta magnífica cinta, con el toque de Kurosawa habitual, sorprende a los que no conozcan al genio nipón, ya que lo que podría resultar una dura cinta, pesada y, tal vez, inacabable, es en realidad una auténtica cinta de aventuras que entretiene, divierte y además es cine de alta calidad.
Si a Kurosawa se le conoce como El Emperador, a su actor fetiche, Toshiro Mifune -con en el que colaboró en decenas de filmes-, se le conocía como El Lobo por su aspecto tosco y su duro carácter, como mínimo en la gran pantalla, en papeles como el que tenemos entre manos.
Como ya hemos avanzado en párrafos anteriores, Kurosawa fue una fuente de inspiración para los cineastas occidentales, desde George Lucas a Francis Ford Coppola, pasando por Sergio Leone. A este último la inspiración le llegó a tales extremos que su primera entrega de la "Trilogía del Dólar" Por un puñado de dólares (1964) es una cópia exacta, pero ambientada en el Oeste Americano, de Yojimbo de Kurosawa, llegando a copiar hasta los comentarios del personaje principal, pero a pesar de ello logró una obra maestra de los western y en especial de los spaguetti-western.
Yojimbo es, en pocas palabras, tal vez una de las más exitosas cintas de samuráis ya que incluso hoy en día es totalmente de primer nivel incluso en las escenas de acción. Para aquellos que quieran iniciar su afición a este tipo de filmes les recomiendo que empiecen por este, y dejen para más adelante otras películas de Kurosawa como Los siete samuráisLa fortaleza escondida. Para terminar debo advertir que Kurosawa no solo se dedicó a películas de samuráis sino que también realizó obras dramáticas de la posguerra japonesa, como Ikiru! (1952), y cine policíaco, como El perro rabioso (1949).

Valoración: 5/5