20.11.10

No hay futuro: El quinto elemento (Luc Besson, 1997)

Comenzamos con este especial dedicado a películas que están ambientadas en el futuro (descartamos las que transcurren en realidades alternativas, las que son del presente pero con tecnología del futuro, o las mas orientadas a la ciencia ficción) con una producida fuera de Hollywood, El quinto elemento dirigida por el Francés Luc Besson Juana de Arco o Arthur y los Minimoy, y protagonizada por el carismático y héroe de las películas de acción Bruce Willis, además de Gary Oldman y Milla Jovovich.

En 1914 en unas ruinas de Egipto, un arqueólogo descubre unos jeroglíficos que predicen que cada 5000 años el mal se desata en la Tierra, y para evitarlo se utilizan cuatro piedras que corresponden a los cuatro elementos reunidas alrededor de una quinta, el quinto elemento, que es el arma que se utilizará para salvar a la humanidad. En esto que aparecen unos alienígenas (los Mondoshawah) y se llevan los cinco elementos ya que piensan que no estarán seguros en la tierra. 300 años después en 2263 regresan los alienígenas para devolver los elementos a la tierra pues el mal ha regresado pero desafortunadamente unos mercenarios destruyen la nave. Se consigue recuperar una parte del quinto elemento y se reconstruye en forma humana. La chica (Milla Jovovich) escapará del laboratorio y aterrizará sobre un taxi volador de un exmilitar llamado Korben Dallas (Bruce Willis). Juntos y con la ayuda de un sacerdote tendrán que recuperar las piedras antes de que lo haga el malo de turno Zorg (Gary Oldman).

Leeloo Minai Lekarariba-Laminai-Tchai Ekbat De Sebat este es el nombre completo de la chica, por suerte la nombrarán como Leeloo, Mila Jovovich interpreta un papel facilón con alguna escena de lucha estilo artes marciales y con el objetivo de aprender el idioma porque ella solamente sabe hablar el idioma universal de la galaxia. La película nos muestra un futuro lleno de coches voladores, ciudades inmensas, paseos interplanetarios, vamos lo típico futurista, con unos efectos especiales dignos pero sin llegar a una superproducción de Hollywood. En él, el protagonista Korben será todo un guerrero que luchará contra los mercenarios, una raza alienígena que puede transformarse en apariencia humana, contratados por Zorg, como cualquier peli de acción, obviamente Bruce Willis lo clava en dichos papeles gracias a su carisma, sus comentarios y a sus aires de tipo duro. Y como malo, aparte del ser maligno (llamado el señor Sombra que es una especie de planeta de fuego), Zorg, gran interpretación de Gary Oldman, un empresario que posee una de las mayores industrias del planeta, buscará las piedras para dárselas al señor Sombra, es curioso decir que el prota y el malo no se verán las caras nunca, ni se llegan a cruzar. El film contiene muchas escenas de acción, algunos momentos de gran nivel como la actuación de ópera y otros de más cómicos sobre todo con la aparición de un personaje Ruby Rhod (Chris Tucker) un presentador de radio estrafalario, muy bocazas que acompañará a Korben en su misión, un dúo muy peculiar. En definitiva, un film recomendable que gustará a la mayoría y con una estética diferente pero que no es ni mucho menos una obra maestra. Por cierto, Nicolas Anelka, el jugador del Chelsea, hace un cameo como líder de los mercenarios.

Valoración: 4/5