17.11.10

El Diario de Greg. Sabiduría de instituto

Hace pocas semanas llegó a nuestras pantallas la adaptación de una novela gráfica juvenil, El Diario de Greg, publicada en un principio mediante internet para más tarde convertirse en un libro, la obra de Jeff Kinney que la elaboró para describir la vida en un instituto, siempre desde una óptica simpática y optimista, ha llegado al cine, y el humor que llena todas las páginas no se ha perdido en ningún momento.
Que nadie piense que se trata de una obra, tanto la literaria como la cinematográfica, enfocada tan solo al público infantil, porque el tema principal de la historia son la situaciones extrañas y surrealistas que a veces suceden en un instituto, un poco alejadas de las nuestras ya que se trata de una historia americana, pero que en definitiva todos hemos vivido, sino en nuestras pieles en la de otros.
El argumento gira entorno a Greg Heffley, un chico que empieza la secundaria y decide escribir todo aquello que le suceda durante el curso, su objetivo principal es ser el chico más popular del instituto, evitando cualquier tipo de humillación y lo haga bajar escalafones, pero lo único que consigue es complicar-se aún más la vida y bajar estos escalafones.
Un director joven, Thor Freudenthal, que dirige su primer gran film lleno de pequeños grandes actores, toda la tropa de niños que protagonizan la historia son auténticos profesionales a pesar de su juventud, consiguiendo una interpretación mucho más que creíble, ya desde los protagonistas Zachary Gordon y Robert Capron, al último niño del reparto, nos demuestran que saben lo que se hacen y se auguran prósperas carreras para estos jóvenes, que ya han participado en pequeños papeles en grandes producciones como El Aprendiz de Brujo, La Búsqueda 2 o Guerra de Novias.
Un film redondo, muy logrado y que en ningún momento resulta pesado ya que las bromas y gags son siempre originales y divertidos, y aquellos que hayan leído la novela gráfica disfrutaran de una magnífica adaptación.
Una buena historia original y una magnífica adaptación consiguen hacer de este film una forma de entretener a pequeños y grandes, porque nos hará recordar, sino situaciones exactas, similares de aquellos años pasados en el instituto.
Y recordad ¡No toquéis el queso!

Valoración: 3/5