30.11.10

La Bella y la Bestia vuelven en 3D

Este año ha vuelto a las pantallas de cine la película La Bella y la Bestia, que ya fue estrenada en nuestro país en 1991. Este re-estreno se debe a la adaptación en 3D del film. La trama de la película es conocida por la mayoría de los espectadores, una joven llamada Bella decide ser la prisionera en el castillo de una bestia a cambio de que deje libre a su padre, la “Sorpresa Disney” es que la malvada bestia resultará ser un príncipe encantado, y sólo el amor de la joven logrará devolver a la bestia su forma original.
En su estreno de 1991 el film consiguió 2 Oscar, uno a la mejor banda sonora y otro a la canción original, también consiguió 3 Globos de Oro, 2 nominaciones a los BAFTA y el premio especial a la película animada Nacional Borrad of Review. Una de las peculiaridades de la película la encontramos en los propios personajes, pues algunos parecen hechos a medida para el doblador, este es el caso del personaje de la Sra. Potts, a la que Angela Lansbury puso voz, tanto en los diálogos como en las canciones, y que si nos fijamos, vemos que el propio personaje tiene características británicas, igual que Lumier y el plumero, tienen características francesas. 
En este nuevo estreno de la película en 3D se mantiene la magia y la ilusión de la de 1991, pero esta vez podremos ver las escenas musicales en 3D, lo que da a la película un nuevo atractivo para volver a ir al cine para disfrutar de este clásico de Disney. En su primer estreno la película ya tenia un atractivo similar pues era el primer film de animación con escenas hechas mediante ordenador -la famosa escena de la Bella y la Bestia bailando en el gran salón es el mayor ejemplo-, esta vez el atractivo es el 3D, pero la trama continua siendo igual de perfecta, manteniendo la magia y la música, consiguiendo mantener el encanto de 1991 pero con la tecnología del 2010.
Recomiendo esta película a todos aquellos, grandes y pequeños, que quieran ver La Bella y la Bestia, pues esta aportación tecnológica es una nueva oportunidad para volver a disfrutar de un film de nuestra infancia, y que muchos pueden usar la excusa de los hijos, sobrinos o primos pequeños, para volver a verla.

Valoración: 4,5/5