2.11.10

La poesía de lo macabro: Eduardo Manostijeras (Tim Burton, 1990)

“- Hace mucho tiempo, un inventor vivía en esa mansión. Inventaba muchísimas cosas.
Un día, creó a un hombre. Y le dio entrañas, un corazón, un cerebro. Todo. Bueno, casi todo.
Verás, el inventor era ya muy viejo. Murió antes de poder acabar al ser que había creado. Así que el hombre se quedó solo. Inacabado, y completamente solo.
- ¿Y no tenia nombre?
- ¡Claro que tenía nombre! Se llamaba Edward.
- Antes de que él viniera, no nevaba nunca. En cambio después, sí nevó. Si él no siguiera vivo, ahora no estaría nevando... A veces aún bailo bajo la nieve.”


Edward Scissorhands es una película estadounidense de 1990 dirigida por Tim Burton. En español es conocida como El joven manos de tijera en Panamá, México, Colombia, Argentina, Ecuador, Chile, Uruguay, El Salvador, Venezuela y Perú, en otros Eduardo Manos de Tijera y en España como Eduardo Manostijeras.
La historia se inicia cuando un viejo inventor da vida a un joven llamado Eduardo al más puro estilo de Frankestein. El único problema es que deja inacabada su obra y Eduardo se queda solo en la mansión del inventor, con tijeras por manos. Peg, vendedora de productos de belleza, se encuentra a Eduardo al adentrarse en la mansión con el fin de vender y, decide llevárselo a su casa. A nadie en la familia ni en el vecindario le molesta la presencia de Eduardo que poco a poco se va ganando el cariño de todos, a los que ayuda a esculpir figuras en el jardín, hace bonitos peinados,... La única que parece no estar de acuerdo con la situación es Kim, la hija mayor de Peg, de la que Eduardo se enamora locamente. Poco a poco iremos descubriendo como sucede esta magnífica historia, que no dejara a nadie indiferente sabremos por qué “a veces aun bailamos bajo la nieve”.
Tim Burton le pidió a Vincent Price que interpretase al inventor en su película. Tim Burton amaba el trabajo que hizo en el cine y quería homenajearlo haciéndolo aparecer en su película. Sin embargo, su papel en la película fue más corto de lo que se tenía pensado, debido a que Price estaba enfermo. Ésta sería su última película.
Eduardo Manostijeras es un cuento para niños y adultos, que retoma los mitos clásicos como Frankenstein o Pinocho (ser creado por el hombre que logra cobrar vida e introducirse en la sociedad). Este personaje sería visto como uno de los personajes de ficción con Asperger (es un trastorno neuromental que forma parte de los trastornos autísticos). Él mismo Tim Burton ha sido diagnosticado con este síndrome y no es de extrañarse que uno de sus personajes más conocidos, tenga las características propias de esta enfermedad. Lo que Burton quiere demostrar con Eduardo es que el síndrome no es una enfermedad, sino más bien un don, donde la persona siente que este no es su mundo y adopta su propia perspectiva del mundo.
Bajo mi punto de vista, es una de las películas más tristes y a la vez conmovedoras que Tim Burton nos ha regalado. Esto puede deberse a que está tratado en forma de cuento o que aporta criticas sociales como la del chico solitario e inadaptado incapaz de llevarse bien con el mundo que le rodea. El diseño de producción y guión lo convierten en una película admirable tanto por su forma como por su contenido. Es destacable también que el personaje de Eduardo, interpretado por el Johnny Deep nos conmueve con un montón de sentimientos adversos como la risa y el llanto, a lo largo del film. Es un film, apto y recomendable para todas las edades.

Valoración: 5/5