19.11.10

Recomendación de la semana: La importancia de llamarse Ernesto (Oliver Parker, 2002)

Este film es la adaptación de una gran obra de teatro de Oscar Wilde, La importancia de llamarse Ernesto, cuyo titulo original es The Importance of being Earnest. Esta comedia fue escrita en 1895 y estrenada en Londres el mismo año, y según los propios críticos de la época, es uno de los mejores trabajos de Oscar Wilde, en ella se habla de la seria y rígida sociedad victoriana, haciendo a la vez, un cómico pero inteligente retrato de ella.
La historia se centra en el personaje de Jack que tiene un gran secreto. Por un lado, disfruta de una vida tranquila y respetable en el campo, donde ejerce como protector de la bellísima Cecily. Pero, por otro, cuando necesita de mayores alicientes, Jack se escapa a Londres, donde se convierte en su imaginario hermano Ernesto Worthing. Ernesto es un hombre disoluto con gran preferencia por la vida extravagante, extremo que comparte con su íntimo amigo Algy.
Sin embargo, el objetivo de su última excursión es proponer en matrimonio a la prima de Algy, Gwendolen. Ignorante de la auténtica identidad de Jack, Gwendolen acepta de buen grado la oferta. No obstante, la madre de Gwendolen, la temida Lady Bracknell, tiene otros planes para su hija. Cuando pregunta a Jack por sus referencias sociales, descubre la verdad: Que fue hallado, cuando era un bebé, en un bolso abandonado en la Estación Victoria, por lo que le niega su consentimiento.
Mientras tanto, Algy, aprovechándose de la preocupante situación de su amigo, decide visitar a su adorada Cecily. Cuando se presenta a sí mismo como Ernesto, descubre encantado que Cecily lleva tiempo abrigando sus propias fantasías acerca de casarse con el hermano errante. Se produce el flechazo y al instante deciden casarse. Pero cuando Jack regresa al campo con la noticia de que su hermano ha fallecido, las cosas empiezan a complicarse seriamente.
En esta adaptación, que llegó a nuestras pantallas en 2002, podemos encontrar a grandes actores y actrices de la talla de Judi Dench, que nos regala una de sus perfectas actuaciones en el papel de la seria y rígida Lady Bracknell. También encontramos actores y actrices de la calidad de Colin Firth, Ruper Everet, Reese Witherspoon o Frances O’Connor. Todos ellos consiguen transmitir al espectador el talento, el ingenio y el sentido del humor de un Oscar Wilde siempre perfecto en sus obras.
Esta película la recomendaría a todos aquellos espectadores que quieran disfrutar de una comedia divertida, ingeniosa, y que mantenga el encanto de las películas de época, sin caer en la cursilería ni hacerse pesado. Para todos aquellos que quieran ver la genialidad de la obra de oscar wilde desde sus casas, que vean esta obra maestra llevada al cine.

Valoración: 5/5