11.11.10

Salidos de cuentas, una road movie cómica

Después del éxito que cosechó con Resacón en Las Vegas, Todd Phillips ha decidido seguir con las comedias gamberras con humor inteligente como Salidos de cuentas. El creador de estos filmes, que ya prepara la segunda parte de Resacón en Las Vegas, es conocido por este estilo de filmes como Aquellas juergas universitarias o Road Trip: Viaje de pirados, con los que acostumbra a tener mucho éxito, pero es desde el film de 2008 que este género lo ha convertido en un género de prestigio luchando contra las otras comedias gamberras que destrozan el humor como Supersalidos o Híncame el diente.
Peter Highman es un hombre de negocios muy ocupado con un poco de mala leche que està a punto de coger un avión hacia los Los Ángeles donde le espera su mujer que está a punto de dar a luz, pero se cruza en su camino Ethan Tremblay, un aspirante actor, y su perro, que le obligan a bajarse del avión y hacer auto-stop, empezando así un viaje de costa a costa acompañado por un cenizo que se apoda Hollywood y su perro Sony.
Una auténtica road movie con todos los alicientes que se pueda tener, con un humor muy punzante, dominado por dos personajes completamente opuestos, mientras que Peter es obsesivamente perfecto, Ethan se deja llevar y no se controla, provocando que se metan en situaciones cada vez más peculiares, desde huir de una cárcel fronteriza mexicana, hasta destrozar un coche alquilado en un impresionante accidente.
Una parte importante de la química que transmite la historia hacia el espectador, como sucede con muchas comedias, se debe a los actores protagonistas, Robert Downey Jr. y Zach Galifianakis, el primero lleva a la perfección el personaje de Peter, alguien histérico si pierde el control, algo parecido al personaje que interpreta en Iron Man, pero con la diferencia que este tiene mucha mala leche, y en esta película pierde muy a menudo el control por culpa del personaje de Galifianakis, un actor cenizo que no se calla ni debajo del agua, que tiene una capacidad innata para meterse en líos, y es lo que hace desde el primer momento en que se cruzan. Galifianakis tan solo se dedica a hacer una versión de su personaje de Resacón en Las Vegas.
A pesar de que tal vez no llega al nivel y a la originalidad de Resacón de Las Vegas, Salidos de cuentas es una excelente road movie de humor, que no nos hará parar de reír, por el buen humor que transmite al espectador.

Valoración: 4/5