9.12.10

Cyrus, una escueta comedia independiente

Los hermanos Duplass, Jay y Mark, expertos directores de comedias independientes, nos traen esta peculiar comedia, tal vez romántica, tal vez de malas pasadas, pero que se basa en una historia bastante real, sobretodo en la sociedad norteamericana, en que las nuevas parejas de adultos con hijos proliferan cada día, y los problemas son muy numerosos.
John atraviesa una mala racha, su ex esposa, de la que se divorció hace siete años, va a casarse próximamente, lo que le recuerda que él no está centrado... hasta que en una fiesta conoce a Molly, un encanto de mujer, con la que se lleva estupendamente. Aquello podría ser una segunda oportunidad para ser feliz, pero el noviazgo incluye a Cyrus, el hijo de Molly de 22 años, que está muy unido a su madre, tanto que de modo deliberado molesta la relación, no desea que nada le aparte de su querida madre.
John C. Reilly protagoniza esta peculiar comedia, enfrentándose a Jonah Hill que es el hijo de la ganadora de un Oscar, Marisa Tomei, consiguiendo interpretar unos personajes que resultan creíbles.
La filmación, cámara en mano, se hace cansada debido a que es excesivo el uso de zooms y movimientos rápidos, despistando al espectador de la historia para que se fije en los detalles técnicos.
Una película que tarda de arrancar, costando adentrarte en los personajes y en la historia, convirtiéndola en una cinta pesada y previsible, que decepciona tanto a los seguidores del género como a los que van atraídos por un argumento que no necesariamente debe corresponderse con una comedia comercial, a pesar de contar con actores muy habituales de las comedias gamberras como Jonah Hill.
A pesar de ello el excelente final consigue hacerte olvidar el difícil comienzo, un magnífico happy end que hace real el dicho "el fin justifica los medios". En definitiva, es un film con muchos altibajos, tantos que no sabes muy bien como valorarlo, dejándote con un extraño sabor de boca, ni bueno ni malo, sino diferente, dejándonos en una indiferencia extraordinaria.

Valoración: 3/5