1.12.10

Ladrones, la enésima película de ladrones

Una vez más los héroes son los delincuentes, pero mientras que en Ocean's Eleven o The Italian Job, los personajes son carismáticos y muy atrayentes aquí, se recurre al refrito de todas las historias típicas de ladrones, un gran objetivo, avaricia, traición, etcétera, etcétera.
Un equipo de expertos en los robos dan su último golpe, se llenan los bolsillos y como tienen por norma, no darán el siguiente hasta el año que viene, así evitan que les sigan. Pero un antiguo miembro de este equipo sale de la cárcel y les propone dar un golpe en menos de una semana, algo impensable para ellos que se preparan al milímetro cada paso que darán durante el golpe, pero la sustanciosa suma que les espera les hace cambiar de opinión y aceptan el trabajo, lo que no saben son las sorpresa que les depara este golpe.
Como ya hemos dicho una historia básica con pocas sorpresas ya que se trata de una historia típica de ladrones reconvertidos en héroes, pero con un guión muy soso y para nada imprevisible que decepcionará a más de uno.
El grupo de actores, habituales en filmes como este, liderados por Paul Walker y Idris Elba (Perdedores) no rinden como han hecho en otras películas, quedan sobreactuados y falsos, tal vez con la excepción de Hayden Christiansen que realiza un papel más creíble y mucho más simpático. El policía que los sigue es Matt Dillon, como siempre en este tipo de filmes un detective separado adicto al trabajo y con muchos conflictos internos, además la actuación de Dillon deja mucho que desear.
El film tiene guiños hacia otras cintas de ladrones como la ya nombrada The Italian Job, por como debe ser el robo, además de escenas hechas por especialistas, como una persecución al estilo parkour.
En definitiva, un film con buenas intenciones y con una buena idea, pero el resultado final se queda corto con los objetivos que probablemente tenían previstos. Advierto que aquellos que sean aficionados a este tipo de filmes se quedarán como un poco vacíos.

Valoración: 2,5/5