18.1.11

Carlas a Julieta (Gary Winick, 2010)

Cartas a Julieta parte de un guión de Jose Rivera y Tim Sullivan y está dirigida por Gary Winick. La película narra la historia de una joven pareja, Sophie (Amanda Seyfried) y Victor (Gael García Bernal). Viajan a la ciudad de Verona en Italia, donde se efectúa la obra de William Shakespeare, Romeo y Julieta, encuentra una de miles de cartas sin responder dejadas a Julieta en el patio ficticio de los amantes de Verona. Dichas cartas irán a parar al final del día a manos de un grupo de venerables mujeres maduras que, en la mejor tradición de Elena Francis, responderán a las desconsoladas muchachuelas con consejos y palabras de ánimo. Sophia, fascinada por este oficio, se unirá al grupo de ancianas, y pronto se verá implicada en la historia de una venerable mujer inglesa (Vanessa Redgrave), que, junto a su hosco nieto (Chris Egan), emprenderá la búsqueda de un amor de juventud por tierras italianas, que desencadena una serie de eventos que traerá amor a sus vidas.
Amar significa no decir nunca lo siento. El amor no tiene edad. Prefiero un minuto contigo que una eternidad sin ti. Ni la estrella más lejana me impediría verte. Y etcétera... Imaginad un muro de las lamentaciones empapelado con frases tan originales como éstas y estaréis cerca, sólo un poco, de sentir el tedio que una comedia romántica puede provocar en el espectador más alérgico al sol de la Toscana. La inmortal obra de William Shakespeare inspira una película impulsada, simple y llanamente, por el amor más allá de cualquier frontera física o vital. Los incondicionales del romance cinematográfico están nuevamente de enhorabuena gracias al estreno de Cartas a Julieta, colorido canto al más ecuménico de los sentimientos que, como viene siendo habitual, poco ofrece en lo artístico más allá de sus bondadosos sentimientos esenciales. Recomendada para los que creen en el amor por correspondencia.
Cartas a Julieta, al igual que la recién estrenada Come, reza, ama, es el clásico panfleto a favor del romanticismo de postal y super amores que en la vida real no existen suelen ser los habituales ingredientes de estas producciones. Los únicos momentos en los que la película capta algún interés del espectador son las intervenciones de Vanessa Redgrave, adorable como abuela en busca de una segunda oportunidad para su amor de juventud. Cuando uno descubre que tras esta cinta está la productora Summit Entertainmet -productora de la saga Crepúsculo-, así que a quien espere ver una comedia romántica aceptable, aquí tiene un plato de buen gusto.

Valoración 3/5