12.1.11

Cine Histórico: Troya (Wolfgang Petersen, 2004)

Uno de los relatos de aventuras más antiguos de la humanidad, tal vez superado por los mitos de Hércules -que se repite en varias culturas con distintos nombres- y los relatos bíblicos, uno de los cuáles ya hablamos la semana pasada. Pero antes de hablar del film que esta recomendamos, Troya (2004), tenemos la obligación de hablar un poco del relato original.
La obra de Homero, las controversias sobre el cual comentaremos más adelante, está dividida en dos libros la Ilíada y la Odisea, en el primer relato nos narra la guerra de Troya, desde el rapto de Helena hasta la última de sus consecuencias, y en el segundo vemos como un héroe griego, Ulises u Odiseo, intenta volver a su casa, Ítaca, a pesar de la oposición de los dioses. El relato existe desde tiempos muy antiguos, pero el autor se desconoce si fue real o no, se cree que es un relato oral que fue transmitido de generación en generación, y fue evolucionando para ser un relato que se adaptara a las diversas contemporaneidades, y que el autor surgió en una de estas evoluciones, y a pesar de que en los Museos Capitolinos de Roma hallamos su busto, se desconoce por completo la apariencia que tenía.
Como ya habréis podido concluir todos aquellos que han visto la cinta, el argumento se basa en los relatos de la Ilíada, tomando como protagonistas a Aquiles, Héctor, Paris y Helena. En una visita de paz entre Esparta y Troya, Paris se enamora de la mujer del rey, Helena, y consigue esconderla para volver junto a ella a Troya sin que lo sepa Héctor, hermano mayor de Paris y heredero del trono de la ciudad de Troya. Cuando Menelao, rey de Esparta, descubre el rapto convence a su hermano, Agamenón, para que lidere a la flota griega contra Troya. Agamenón sabe que sin su soldado estrella, Aquiles, la victoria será difícil, así que convence a este para que le acompañe al lucha.
Este resumido planteamiento inicial, que se va complicando a medida que van introduciéndose nuevos personajes, sirve como excusa para brindarnos una nueva película para el género de griegos y romanos, lo que en su época se llamo peplum, pero con la ayuda de las nuevas tecnologías consigue hacer de esta película una cinta de proporciones épicas.
Un reparto de lujo complementa la calidad del film, Brad Pitt como el semidiós Aquiles, Eric Bana como el príncipe Héctor, Orlando Bloom como Paris y Diane Kruger como la bella Helena, son los jóvenes del film mientras que los personajes con experiencia y, desgraciadamente, secundarios son interpretados por actores de la talla de Peter O'Toole que es el rey Príamo de Troya, Brian Cox es su enemigo Agamenón y Brendan Gleeson es Menelao. Hace falta que hagamos una mención especial a Sean Bean (ESDLA - La comunidad del anillo, Goldeneye, La búsqueda), ya que después del éxito de taquilla que tuvo el presente film se planteo hacer la segunda parte, la Odisea, protagonizada por Ulises, personaje que fue interpretado Sean Bean, que hubiera probado las mieles de ser héroe y no villano en un film de estas dimensiones cinematográficas.
A pesar de lo que pueda parecer por lo descrito hasta ahora, el film, a nivel argumental, es una vana adaptación del clásico griego, convirtiendo un relato de tal importancia en una película del nivel de 300, que a pesar de ser muy espectacular pierde a nivel de guión y de adaptación de los hechos reales. Lo que salva el film y lo convierte en un film imprescindible de acción histórica, como ya hemos dicho, es su espectacularidad, ya que gracias a los efectos especiales y a las cuidadas luchas, el espectador no pueda dejar de aplaudir después de cada puñetazo o patada de Brad Pitt.
En definitiva, un film de nivel medio, pero que gracias a la nueva forma de hacer cine comercial, consigue convertirse en algo impresionante.

Valoración: 3,5/5