29.1.11

Wilder Project: Sabrina (Billy Wilder, 1954)

En el caso de Sabrina, nos encontramos con una película totalmente diferente de El apartamento, Irma, la dulce o de Con faldas y a lo loco, pues si en las otras dos películas la trama era mas cómica que romántica, en Sabrina es lo contrario, pues se caracteriza mas por ser romántica y no por ser una comedia.
La joven Sabrina, hija del chofer británico de los poderosos Larrabe, está enamorada del hijo menor de la familia que coquetea con ella, sin hacerle demasiado caso. El padre la envía a París y ella vuelve de la gran ciudad transformada, hecha una mujer elegante y seductora que trastorna a los dos hermanos, al joven David y al hermético hermano mayor, Linus, que lleva los negocios de la casa. Aunque no lo sepan ni ellos mismos, un duelo sordo y sin sangre estallará entre los dos por la bella.
En este film, encontramos a Humphrey Bogart, Audrey Hepburn y William Holden como protagonistas. En este caso las anécdotas y curiosidades son numerosas, ya sean entre actores y director como entre los propios protagonistas. Un ejemplo de la mala relación entre Bogart y Autrey Hepburn, es que Bogart hizo lo posible para que la despidieran y dieran el papel de Sabrina a su mujer Laureen Bacall, pero Billy Wilder no lo permitió.
Otro ejemplo de la mala relación entre estos dos actores se refleja cuando a Bogart se le pregunta qué era lo que tenia en contra de la actriz, su respuesta fue “nada si no te importa repetir la misma escena veinte veces”.
La verdad es que Bogart no paro de poner excusas y condiciones al personaje, hasta dijo que no aceptaba el papel de Linus, si este no disparaba una pistola, pues según el actor, si no lo hacia disminuiría su fama de hombre duro.
A pesar de las numerosas diferencias entre los actores y el director, sobre todo en torno a Humphrey Bogart, el resultado final del film es una de las mejores historias de amor tan solo superada por unas pocas películas, como Vacaciones en Roma.

Valoración: 4/5

Todos los artículos de este especial, ha excepción del de Uno, dos, tres, son fragmentos de un artículo mayor de Gemma Serra Torres, El Apartamento, 50 aniversario de un clásico del humor, publicado en FILMHISTORIA Online, Vol.XX, nº2, 2010, ver.