14.2.11

Enredados, las princesas Disney vuelven a la gran pantalla

Al fin a llegado a nuestras pantallas la última película de Disney, Enredados, y cómo se esperaba no ha defraudado, puesto que el film mantiene la ternura, la magia, la belleza visual y sobretodo una historia tierna y conmovedora, propias de la factoria Disney. La factoria ha escogido el cuento de Rapunzel de los hermanos Grimm, como base de este film, adaptando el cuento a nuestros días, ya que el cuento original es un poco cruel. El guión, aún y siendo una adaptación de Rapunzel, consigue tansmitir la ilusión de los cuentos de toda la vida, aderezado con la magia propia de disney.
El film esta "interpretado" por una jovencita de 18 años que sueña con salir de su torre para poder ver los farolillos que se ven cada año por su aniversario, y puesto que su madre no le deja salir de la torre, pues en el exterior hay muchos peligros, la joven consigue engañar a su madre y "obligar" a un ladrón muy apuesto para que la acompañe a ver los farolillos y después la devuelva a su torre. La aventura parece sencilla, sin peligros y sobretodo, parece que su madre no se dará cuenta de su visita al exterior, puesto que se ha ido de viaje. Pero la realidad es muy distinta a lo que uno cree que sabe, y en le viaje Rapunzel descubre que ni el exterior es tan malo, ni su madre es tan buena.
El guión mantiene la ilusión y la frescura durante toda la proyección gracias a una muy buena creación de los personajes, tanto de su apariencia fisica como de su caracter, que hacen que la película no se haga ni pesada ni cansina. Es importante decir que en este caso Rapunzel no se caracteriza por ser una jovencita cursi e indefensa, sino por ser una chica divertida, con ilusiones, con capacidades de crear su propio destino y sobretodo con personalidad propia que en ningún momento esta buscando a un principe que la salve, sino que por casualidad ella encuentra a alguien que la ayude.
También es muy importante la "participación" de los personajes secundarios, donde resaltan notablemente Maximus, el caballo malumorado con un comportamiento propio de un perro, y la fiel salamandra que acompaña a Rapunzel en su viaje. Estos secundarios son los que aportan los tintes cómicos y divertidos , sobretodo para los espectadores que superen los 15 años.
Una gran parte del film esta protagonizado por los momentos musicales que en este caso ha representado el regreso a los musicales Disney de Alan Menken (quien se inmortalizaría con películas como La Sirenita o La Bella y la Bestia). A demás de la música en el film podremos encontrar otros momentos que nos recordarán a otras escenas de estas mismas películas, como el momento del casi-beso o el final del film.
La única pega importante que le pongo es el hecho que la pelicula sea en 3D, ya que a mi modo de ver, la factoria Disney no necesita de tecnicas nuevas para que se pueda apreciar la belleza visual de los personajes, ya que en realidad considero un "engorro" tener que utilizar una gafas 3D.
Se puede decir que esta es la última película de princesitas de la factoria Disney, que lleva a los nuevos y jovenes espectadores a un mundo lleno de aventura, esperanzas, ternura y belleza, y que hará recordar a los padres, tios, primos o cualquier familiar de más de 25 años, que la edad no es sinónimo de olvido, pues esta película les devolverá a su juventud e inocencia.

Valoración: 5/5