2.3.11

Cine Histórico: 1492: La conquista del paraíso (Ridley Scott, 1992)

En 1492 un marino idealista llega a la corte de Isabel I proponiendo un viaje hacia el oeste por mar, para hallar una ruta marítima directa a los puertos asiáticos, aún desconocidos, de donde provenían muchos de los productos más codiciados de Europa, de esta forma la corona de Castilla ganaría la carrera de las Indias que tenía contra los portugueses. Después de una negociaciones, Cristóbal Colón consigue tener el apoyo de la corona para emprender el viaje que lo haría famoso. Una vez se ha llegado al Nuevo Mundo, las complicaciones empiezan cuando se quiere establecer una colonia, en una tierra contraria y llena de peligros, desde los caribes -indígenas caníbales- hasta las duras condiciones meteorológicas, pero Colón conseguirá lo que pocos de su época consiguieron, ser recordados durante siglos.
Gérard Depardieu, como siempre, es un actor que funciona con cualquier papel y personaje, como admirador de su trabajo creo que aquí realiza una de sus mejores personajes, tan solo superada por el elocuente Danton, un Cristóbal Colón muy humano que nos hace ver el sufrimiento y el fracaso que se ocultan tras lo que se ha llamado "una gran conquista". Junto a Depardieu encontramos a un reparto internacional, Sigourney Weaver como una joven y bella Isabel I, Tchéky Karyo como Martín Alonso Pinzón, Michael Wincott y Arnold Vosloo como los conquistadores malos, además de otros como Fran Langella, Kevin Dunn o el español Fernando Rey, completan este magnífico reparto que nos dará mucho juego.
En cuanto a su argumento, el film es perfecto ya que nos muestra las dos facetas del llamado "descubrimiento" -que los especialistas han llamado "encontronazo"- de América, se nos hace ver tanto el laborioso trabajo de conquista por parte de los españoles como el sufrimiento de los indígenas de las islas del Caribe que no hicieron más que morir desde la llegada de los conquistadores.
En mi opinión esta película y Los duelistas -su opera prima- son los dos mejores filmes que ha realizados Scott, tanto por su magnífica historia como por su excelente contexto histórico, y no refiero tan solo al vestuario y los decorados, sino a como se comportaban los personajes, como vivían, que les movía realmente, una obra maestra que supera con creces otras películas más conocidos como Gladiator.
La única pega del film es un pobre montaje en la parte final, que hace que nos despistemos un poco en cuanto a lo que sucede, a mi parecer debe faltar como media hora de metraje, o de rodaje, que por los motivos que sean se omitió, saltándose una parte importante de la vida de Colón como fueron sus posteriores viajes.
Película muy criticada, tanto por público y crítica, pero a pesar de ello gusta a mucha gente por la historia que cuenta y por como la cuenta, no es una versión más de un mundo occidental que lleva la "civilización" o de la defensa de los indígenas de las islas, sino más bien una muy buena aproximación a los hechos que sucedieron, teñidos por ese halo de género de aventuras que siempre consigue Scott.

Valoración: 4,5/5