5.3.11

La Comédie Française: Mi mejor amigo (Patrice Leconte, 2006)

Patrice Leconte, artesano del cine francés, se atreve con esta comedia atípica, pero que al ser francesa no extraña, ya que estas tienden a ser atípicas. La historia gira entorno a François, un marchante de arte que no tiene amigos, y su socia, el día de su cumpleaños, le apuesta que no puede conseguir presentarle en diez días un mejor amigo. François no duda en aceptar la apuesta, pero tiene las que perder cuando descubre que no tiene amigos. Todo parece en su contra hasta que conoce a Bruno, un buen hombre de profesión taxista aficionado a los concursos de preguntas y respuestas, que consigue con tan solo una sonrisa entablar conversación con cualquiera. François le va a "contratar" como asesor para hacer amigos, hasta que descubre que su amigo es el propio Bruno.
Dentro de los actores que recientemente están destacando como grandes y cómicos, sin duda alguna, se encuentra Dany Boon, cosechador de gran éxito con Bienvenidos al norte y su versión italiana, Bienvenidos al sur, además de participar en comedias como El juego de los idiotas, Micmacs à tire-larigot, Rien a declarer o Cambio de planes, que dentro de poco se estrena en nuestras pantallas, en este film no duda en mostrarnos su lado más humano al mismo tiempo que nos hace sonreír con su amplios conocimientos sobre cosas aparentemente inservibles.
Le acompaña uno de los grandes del cine francés, Daniel Auteuil, que junto a Gérard Depardieu y Jean Reno, son tres de los actores más reconocidos a nivel internacional. Auteuil se ha caracterizado por interpretar a tipos serios pero un poco nerviosos, tanto en películas cómicas como en thrillers o dramas. Su mayor papel cómico es el que le dio Francis Veber en Salir de el armario, donde interpreta al "idiota universal", François Pignon.
Esta pareja de actores, distintos entre ellos, hacen que el espectador disfrute de una historia humana y muy real, que consigue encandilar hasta al más quisquilloso.
Algo que acostumbra a caracterizar las comedias galas es una parte triste, de reflexión interna, tanto de los personajes como del espectador, en que uno se siente culpable de aceptar el juego, en este caso, el de conseguir un mejor amigo cueste lo que cueste.
Una buena comedia, al más puro estilo de Francis Veber, con un "idiota" como protagonista, una comedia más humana que las que tan solo nos hace reír, sino más bien una que nos hace reír al tiempo que nos hace reflexionar sobre nuestras propias amistades, y hasta donde estarían dispuestas a llegar por nosotros. Patrice Leconte firma una excelente cinta con París como fondo escénico, que roza la perfección si es que no la alcanza por completo.

Valoración: 4,5/5