9.4.11

Quemando rueda: 60 segundos (Dominic Sena, 2000)

Jerry Bruckheimer, tal vez el nuevo genio productor del cine, que consigue crear de la nada magníficas producciones, antes de triunfar y hacerse conocer con la saga de Piratas del Caribe, destacó en varias producciones como Con Air, La Roca y 60 Segundos, todas ellas protagonizadas por Nicolas Cage acompañado por un actor de renombre –en el orden de los filmes, John Malkovich, Sir Sean Connery y Robert Duvall- pero la que destaca por su velocidad –no por su espectacularidad ya que las otras dos son irrepetibles- es 60 Segundos, un film que sirve de excusa para poner en pantalla auténticas joyas del automovilismo –además de destrozar a más de una-. 
Kip Raines se mete en líos con el nuevo jefe de Long Beach, Raymon Calitry, por eso su hermano, Randall “Memphis” Raines, un reconocido ladrón de coches de lujo retirado, debe volver al negocio para salvar a su hermano, conseguir una buena bolsa de dinero y demostrar que aún sigue siendo el mejor, sobretodo al agente Castlebeck, que quiere detenerlo, ya que años antes no lo hizo, y tiene una espina clavada en su historial –o como el mismo dice, un grano de pus-. Memphis no tendrá otra alternativa que reunir a los viejos miembros de su equipo, o los que quedan, para llevar a cabo el robo de 50 coches en tan solo 12 horas, es decir, una noche. 
Una excelente cinta de acción para disfrutar de persecuciones con coches espectaculares, además de una gran interpretación por parte de Nicolas Cage, que da esa imagen de hombre despistado que tanto nos gusta a todos, provocando bastantes sonrisas de complicidad. Le acompañan Giovanni Ribisi en uno de los papeles de sus inicios –antes de ser un hombre despiadado de negocios en Avatar-, Robert Duvall, ya veterano por aquel entonces, hace de un viejo ladrón que se dedica al tunning vintage, Angelina Jolie, en uno de sus papeles de guapa y dura antes de convertirse en una actriza de gran valía, Vinnie Jones como Sphynx, que no habla en todo el film y, como no, hace de rompepiernas –como hacía, a pesar de ser delantero, cuando era jugador de la Premier League-, además de Timothy Olyphant, Delroy Lindo y Christopher Eccleston.
Todo ello da como resultado una de las mejores cintas de acción que se han hecho, que nos permite ver además unos coches que no se encuentran habitualmente por nuestras calles. 

Valoración: 4/5