8.4.11

Recomendación de la semana: Si yo tuviera un millón (Ernst Lubitsch, 1932)

En 1932  se  estrenó la película Si yo tuviera un millón, dirigida y protagonizada por los mejores directores y actores de la productora  Paramount Pictures. El film nos explica la historia del señor  John Glidden, un avariciosos, antipático y malhumorado millonario que se esta muriendo. Ante los carroñeros de sus familiares que tan solo se preocupan  por su salud, para saber que les deja  en el testamento, el señor Glidden decide regalar un millón de dólares a 10 personas anónimas que serán  escogidas mediante la guía telefónica. El film esta dividido en 10 historietas, donde se nos explica la reacción de estas personas anónimas, que a su vez,  son muy distintas entre si, desde la prostituta que intentará mejorar su situación, hasta las ancianas de un asilo, pasando por un falsificador de cheques.
A nivel de actores y directores podemos encontrar a James Cruze, H. Bruce Humberstone, Ernst Lubitsch, Norman Z. McLeod, Lothar Mendes, Stephen Roberts, William A. Seiter y Norman Taurog y a sus estrellas más relevantes como Charles Laugthon, Gary Cooper, George Raft, Jack Oakie o W. C. Fields.
Como ejemplo de la singularidad de cada historieta, explicar que el episodio que corresponde a Ernst Lubitsch y protagonizado por Charles Laugthon, no tiene dialogo, y es, tan  sólo la reacción de un oficinista cuando recibe el cheque con el millón de dólares, en este caso sus acciones son de una simplicidad máxima pero con un gran mensaje.
La película fue producida en los años 30 y por lo tanto en plena depresión. La sociedad vivía una de las mayores crisis económicas que ha sufrido EE.UU.  y este hecho hizo que el gran  público se identificara con los propios protagonistas del film, es decir de alguna manera la película respondía a la necesidad de evasión del publico americano.
Esta película la recomiendo a aquellas personas que busque un film ligero, interesante, gracioso, y que les guste el cine en blanco y negro. Para aquellos que les asuste el cine en blanco y negro, aviso que la película es muy corta, dura tan sólo 83 minutos, y por lo tanto no se hace  pesada.

Valoración: 3,5/5