28.4.11

Rio: Aprendiendo a volar

Hace tan sólo unas semanas que ha llegado a nuestros cines la película Rio de la mano de los creadores de películas tan conocidas como Robots o Ice Age, pero esta vez el protagonista es un guacamayo azul único en su especie. Blu, que así se llama el ave, vive tranquilamente con su dueña y amiga en Minnesota. Blu disfruta de tranquilidad, comodidad y felicidad, pero está encerrado en una jaula y no sabe volar. Pero la vida de nuestro protagonista sufrirá un gran cambio cuando Tulio, un ornitólogo brasileño, le pida a su dueña, Linda, que lo lleve a Río de Janeiro para cruzarlo con su guacamayo hembra, de nombre Perla para que no desaparezca la especie. Pero lo que no han tenido en cuenta es que hay más gente interesada en Blu y que por lo tanto su viaje a Rio no será del todo placentero. Al tiempo que surge el amor entre Blu y Perla sucederá igualmente entre sus amos, Tulio y Linda. El film nos mostrará la ciudad de Brasil, sus playas, sus canciones, su famoso carnaval y también las fabelas, de donde sale tanta pobreza y siendo también uno de los protagonistas del film.
La película está acompañada por música brasileña, samba y mucho colorido que aportan vitalidad a los personajes y “magia” a la historia, apuntar que en la versión original, el doblaje de los protagonistas corre a manos de Jesse Eisenberg y Anne hathaway. En el film Blu estará acompañado por otros personajes como Nico, Rafael, la malvada cacatúa Nigel, o el bonachón, baboso y feliz perro Luis. El film tiene momentos sublimes, como la pelea entre macacos y aves (propias de las bandas más duras), o el momento “disco”.
El film constituye una perfecta opción para que toda la familia se lo pase bien en el cine, ya que la película aporta al espectador momentos divertidos, musicales, bonitos, románticos y hasta un poco de suspense. Personalmente fui al cine pensando que me encontraría otra comedia de dibujos dirigida a los niños y con un guión simple, pero me alegra decir que me equivocaba y que Rio es un film, de dibujos, sí, pero que gustará a toda la familia.

Valoración: 4,5/5