22.5.11

Las cosas de Fran: El Equipo Tigre: La montaña de los mil dragones (Peter Gersina, 2010)

El cine germano, bastante desconocido para nosotros, además de realizar alguna película histórica y sobre la Segunda Guerra Mundial, algún que otro telefilmes de pseudo-terror, también pretende hacer películas de aventuras familiares, y que mejor argumento para una cinta de este género que el de una novela juvenil de Thomas Brezina de el Equipo Tigre.
Estas novelas que además de ofrecernos una buena historia de aventuras también nos da pequeños juegos y puzzles que resolver a medida que avanzamos, en esta ocasión pero la interacción con los protagonistas es imposible, pero la esencia de las novelas es presente.
Biggi, Luk y Patrick encuentran una misteriosa estatuilla de un dragón que resulta ser una llave relacionada con la historia de la montaña de los Mil Dragones y el castillo del Claro de Luna, cerca de Pekín. Una vez en la capital china, y con la ayuda del anciano Cheng, el Equipo de Tigre emprenderá la misión de conseguir todas las llaves para llegar al castillo del Claro de Luna, pero no serán los únicos ya que una misteriosa sociedad, ocultada detrás de una empresa de cosméticos, también buscan las llaves ya que según la leyenda en ese lugar se encuentra el elixir de la inmortalidad.
Una buena adaptación con todos los detalles que rodean las novelas de Brezina, pero como acostumbra a suceder con las películas de aventuras familiares, para los más grandes son un poco pesadas a la par que superficiales, pero como aventura infantil es de lo mejor que se pueda ver, ya que este estilo de películas deja atrás otras como las aventuras de perros pijos, por poner un ejemplo.
Un guión sencillo realizado por el mismo autor de las novelas, que en base a las clásicas películas de aventuras, desde Indiana Jones hasta La Momia, consigue crear una aventura de las mismas características pero apta todas las edades.
En definitiva, una buena película para que los niños se diviertan una tarde de sábado, y aunque para los padres sea previsible, es más soportable que otras tantas películas infantiles.

Valoración: 3/5