29.5.11

Las cosas de Fran: Enfrentados (David Von Ancken, 2006)

Cinco años después de la Guerra de Secesión Americana, un oficial confederado, Morsman Carver, contrata a varios hombres para perseguir y seguir la pista a Gideon, un oficial del norte del que declaró vengarse, empezando así una carrera por las Montañas Rocosas.
David Von Ancken sigue en la nueva tendencia del género en que la épica, las grandes aventuras y los duelos bajo un sol de justicia, han sido substituidos por un escenario decadente, unos personajes sufridos, para nada héroes, tal vez mártires, que harán lo posible para sobrevivir. Al igual que Sin perdón o Valor de ley, este film se enmarca en el oeste norteamericano, alejándose de los páramos desiertos y las zonas fronterizas de México para situarse en unas montañas arboladas, frías, e incluso nevadas.
Como dice Claudia Puig (USA Today) "un drama psicológico con una intrigante ambigüedad que reta la postura del espectador y las nociones preconcebidas", es decir, la imagen clásica del bueno y el malo de la Guerra Civil de Estados Unidos, el bueno del norte y el malo del sur, da un giro no de 180 grados sino de unos cuantos más para mostrarnos que tampoco hay buenos o malos.
Lo curioso es que estos dos personajes tan rudamente cultivados en la Guerra de Secesión, americanos de cabo a rabo, son interpretados por dos actores de gran calibre pero de irlandeses. Liam Neeson y Pierce Brosnan, se alejan de sus clásicos papeles, el primero de padre y/o maestro experimentado y el segundo de gentleman con clase, para convertirse en dos vaqueros deteriorados por la edad, con la energía agotada pero que tendrán que luchar hasta que les queda una gota de sangre o una bala en el revólver.
Un excelente western que extrañamente a pasado desapercibido, pero que en el reside una mayor fuerza argumental que en otros que han dado la campanada en las taquillas, pero es de extrañar como un film con este magnífico cartel no se hizo notar en 2006.
Una elección perfecta para cualquier momento, ya que nos asegura un cine para disfrutar de dos actores, una gran historia y una perfecta realización. Digno de cualquier cinéfilo.

Valoración: 4/5