15.6.11

Clásico Disney #1: Blancanieves y los siete enanitos (William Cottrell & David Hand, 1937)

Erase una vez, en un país lejano, una princesita muy bonita, de piel blanca como la nieve, labios y mejillas rojos como la sangre, y cabellos negros. Su nombre era Blancanieves.
A medida que crecía, la belleza de la princesa aumentaba dia a dia, hasta que su madrastra, la malvada reina, loca de celos, no pudo tolerar más su presencia y la envió al bosque con uno de sus vasallos para que la matara. El verdugo, al verla tan linda y joven, se apiadó de ella y la dejó huir, aconsejándole que buscara un escondite en el bosque. Es allí donde Blancanieves conocerá a los siete enanitos y donde empezará su interesante aventura.
El cuento de los hermanos Grimm, que todos conocemos, sirvió de argumento para el primer largometraje animado de la factoría Disney, siendo asimismo el primero de la historia del cine. No sólo es bueno por ser el primer largometraje de animación e la historia: es que es una excelente película, cuya calidad pocas veces se ha visto superada desde que se trajo el mundo hace ya casi siete décadas.Y que no me digan que es una película infantil, porque con la excusa de ponérsela a los más pequeños, también nos gusta verla a nosotros. Hay un antes y un después en el cine a partir de Blancanieves, no sólo por los avances técnicos, sino por la repercusión social de reunir a toda la familia en torno a una película. Cuarenta años después, sus dibujos guardan una frescura sensacional.
Para sus personajes, Disney se inspiró en el físico de los galanes y bellezas de la época. Así, Blancanieves tiene la apariencia de Janet Gaynor, el Príncipe de Douglas Fairbanks y la malvada Reina es una mezcla de Greta Garbo y Joan Crawford. La puesta en imágenes es de una novedad tan radical que sigue sorprendiendo tantos años después: es más, se da uno cuenta de lo que Disney perdió por el camino, cuando ya se acomodó a las secuencias de animación. Memorable, sobre todo, por sus escenas más negras. Empleando la técnica reconocida como multiplano y una dirección de arte realmente increíble, la película tiene escenas terroríficas protagonizadas por la bruja que hoy en día siguen teniendo el mismo impacto
Tas varias décadas disfrutando de la magia del maestro Disney a través de todas sus películas, Blancanieves y los siete enanitos sigue siendo un asombroso prodigio en el arte de la animación. El detalle de cada secuencia es indescriptible. Toda ella forma un conjunto perfecto y mágico: una historia eterna, un cuento de hadas que nos es y siempre nos será familiar.

Valoración: 5/5