29.6.11

Clásico Disney #16: La bella durmiente (Clyde Geronimi, 1959)

La Bella Durmiente es un cuento de hadas popular europeo nacido de la tradición oral, las versiones más conocidas son las escritas por Charles Perrault en su libro Cuentos de Mamá Ganso publicado en 1697: Belle au Bois Dormant, pero hoy os hablaremos de otra Bella Durmiente, la de Disney, de titulo original Sleeping Beauty. La bella durmiente fue el decimosexto largometraje animado de la factoría Disney, y se estrenó el 29 de enero de 1959, aunque en España se estrenó el 3 de octubre de 1960.
La película nos explica la historia de la princesa Aurora. En la ceremonia de bautismo de la princesa Aurora fueron invitadas tres hadas buenas, pero no Maléfica, el hada mala. Las tres hadas buenas, Flora, Fauna y Primavera, le concedieron dones. Cuando Primavera iba a dar su don, irrumpió en el castillo Maléfica, molesta por no haber sido invitada, y lanzó a la princesa Aurora una maldición, según la cual moriría al pincharse con el huso de una rueca el mismo día en que cumpliese dieciséis años antes de la puesta del sol. Afortunadamente, Primavera no había hecho todavía su regalo a Aurora, y usó sus poderes para cambiar la maldición de Maléfica: Aurora no moriría al pincharse con la rueca, sino que únicamente caería en un profundo sueño, del que sólo podría despertarla un beso de su verdadero amor. Para proteger a Aurora de Maléfica, las hadas buenas la llevaron a vivir con ellas en el bosque, y le cambiaron el nombre por Rosa. Guardaron las varitas y vivieron como auténticas mortales como medida de seguridad.
La silueta alta y esbelta de la princesa Aurora está basada en la de Audrey Hepburn. En cuanto a las tres hadas buenas, Disney deseaba en un principio que todas fueran parecidas, pero los veteranos animadores Frank Thomas y Ollie Johnston pensaron que era una idea mejor que tuvieran físicos y personalidades diferentes. Antes de comenzar a producir la animación, se realizó un rodaje con actores reales para que sirviera de referencia a los animadores, ya que Disney insistía en que debía parecerse todo lo posible a la imagen real. La "bella durmiente" recibe el mismo nombre que en el ballet de Tchaikovsky: princesa Aurora. El príncipe lleva un nombre que era familiar a los estadounidenses de la década de 1950: se llama Felipe, igual que el duque de Edimburgo. El hada mala se llama Maléfica.
Algunos aspectos de la trama de esta película tienen su origen en ideas pensadas originalmente para Blancanieves y los siete enanitos, y que fueron descartadas: en concreto, la escena en que Maléfica captura al príncipe, o la arriesgada huida de éste del castillo. No fueron utilizadas en Blancanieves porque Disney no creía que con los medios de que se disponía en la época pudieran desarrollarse de forma creíble.
En su primer estreno, La bella durmiente sólo recaudó la mitad de los 6 millones de dólares que había costado, lo cual casi supuso la bancarrota de los estudios. Fue muy criticada por su ritmo lento y el escaso desarrollo de los personajes. Desde entonces, el filme ha ganado el interés de la crítica y el público, y hoy es considerado uno de los mejores largometrajes de animación de la historia, gracias a los estilizados diseños del pintor Eyvind Earle. El film fue galardonado en 1959 con el Oscar a la Mejor banda sonora a manos de George Bruns.
Fue la última película producida por Walt Disney basada en un cuento de hadas, hasta que después de su muerte, el estudio volvería al género con La sirenita, en 1989. Tambien fue el último largometraje de Disney entintado a mano antes de que se hiciera común el proceso de xerografiado. Por último, es el primer largometraje animado rodado en Super Technirama 70, un proceso de pantalla panorámica de gran formato (Sólo Taron y el caldero mágico, se ha rodado también en Super Technirama 70,).
La producción del filme se llevó a cabo durante casi toda la década de 1950, ya que se empezó a trabajar con el guión en 1951, las voces se grabaron en 1952, la producción de la animación tuvo lugar entre 1953 y 1958, y la banda sonora en estéreo se grabó en 1957.
Recomiendo esta película a aquellas personas que disfrutan de la magia y de la inocencia de Disney, ya que este film, es un perfecto ejemplo de que todo es posible. A los padres o hermanos mayores que tengan que ver este film, pues se ven obligados a acompañar a primas, hermanas, sobrinas etc…les pediría que cuando vean el film, miren la cara de la persona que tiene al lado, y que si esta refleja ilusión, felicidad y alegría, verán su “esfuerzo” recompensado, pues no hemos de olvidar, que La Bella durmiente no deja de ser un film destinado a los más pequeños de la casa y que intenta aportar alegría y felicidad.

Valoración: 5/5