22.6.11

Clásico Disney #21: Robin Hood (Wolfgang Reitherman, 1973)

El príncipe de los ladrones, el rey del bosque, el ladrón amable, etc., muchos han sido los apodos y sobrenombres que han dado a Robin Hood, y muchas son también las versiones de su historia que se han hecho, desde la que protagonizó Errol Flynn hasta la más nueva de Ridley Scott y con Russell Crowe, pero tan solo una es la que ha cautivado a grandes y pequeños desde que la factoría Disney decidiera llevarla a cabo, haciendo, sin duda alguna, una de las versiones más queridas del público. Este film esta muy influido por la versión del galán Errol Flynn, incluso podría ser considerado la base a partir de la cual que se ha forjado cada fotograma de este.
El rey Ricardo esta lejos de su patria, y su hermano John, se encarga de administrar justicia en Inglaterra, pero una región se le resiste Nottingham y el bosque vecino de Sherwood, son un quebradero de cabeza para él, y le impiden disfrutar con total libertad de su poder. Para luchar contra él y sus secuaces, está Robin Hood un astuto zorro, que junto a Little John y Fray Tuck, lucha contra las injusticias que aplica el Sheriff a los aldeanos, recuperando el dinero de los impuesto y utilizándolo para el bien de estos, convirtiéndose en el más buscado de la región y el más querido del pueblo. Al mismo tiempo que lucha por la justicia, sigue luchando por el amor de su vida, Lady Marian, la sobrina de Ricardo, a la que tiene encadilada con sus valerosos actos, convirtiéndose también en una de sus cómplices.
Las voces, a las que cada vez se da más importancia, ya empiezan a llegar a grandes actores de Hollywood, como Peter Ustinov, que da voz a el Rey Ricardo y a su hermano John de forma excelente, o Andy Devine, además de grandes actores de doblaje como Phil Harris, que también Thomas O'Malley de Los Aristogatos, atribuyéndole un importante valor del film a esta faceta, con la que podía atraer a grandes y pequeños al cine.
Roger Miller presta su voz al bardo que es un gallo, y que da voz a una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine de animación, dejándonos canciones tan divertidas y míticas como Whistle Stop.
Sin duda un buen film de animación, sin defectos, una magnífica cinta que fascina tanto por el excelente trabajo de animación que supone como el cariño que se ha dado a sus personajes, buscando el símil en animal de cada uno de los personajes.

Valoración: 5/5