12.6.11

Las cosas de Xavi: Ong-Bak (Prachya Pinkaew, 2003)

Ong-Bak: El guerrero Muay Thai es una película de acción y artes marciales protagonizada por Tony Jaa (muchos lo consideran el sucesor de Bruce Lee), es la primera de las tres secuelas que se han hecho.
La película narra la vida de Ting (Tony Jaa), un chaval que vive con un monje en un pueblo pobre de Tailandia. Los aldeanos veneran al dios Ong-Bak, representado por una estatua budista muy importante para ellos. Un día unos delincuentes roban la cabeza  dejando al pueblo totalmente desprotegido. Sus habitantes le pedirán a Ting, alumno de Para Kru y experto en artes marciales, que recupere la cabeza.
Como película en general es mala, pero como película de artes marciales es increíble. La acción y espectacularidad de los combates y toda su coreografía es sublime, Tony Jaa demuestra que es mucho mejor en las escenas de combate que en los diálogos, y es que para eso está él. La técnica que tiene este chico está a la altura del mítico Bruce Lee, de echo es más espectacular. Con un guión sencillo que sólo sirve para sostener y personajes poco elaborados, lo que realmente importa son las escenas de lucha, Tony Jaa es un experto en Muay Thai y otras artes marciales, esto le permite rodar las escenas sin ningún tipo de efecto especial o de ayuda de cables. Los golpes que da y recibe son reales –o por lo menos esa es la impresión que nos da-, bastante más creíbles que en pelis de Van Damme, Jet Li o Jackie Chan. Si además le añades una buena fotografía y una buena banda sonora tenemos un film de peleas de mucha más calidad que cualquiera de los que se hacen en Hollywood.
En definitiva, si te gusta el género de artes marciales y crees que desde Bruce Lee ya no hay nada bueno, sigue la pista a éste film y sus secuelas porque este chico promete bastante.

Valoración: 3/5