10.6.11

Recomendación de la semana: Daredevil (Mark Steven Johnson, 2003)

Un joven abogado del barrio de Hell's Kitchen de Nueva York, Matt Murdock, tiene la peculiaridad de ser ciego, pero esto le lleva a que sus otros sentidos se vean mejorados hasta el extremo. Pero el no siempre fue así, cuando era pequeña sufrió un accidente con unos líquidos tóxicos que le quemaron los ojos, y además poco después su padre fue asesinado por unos mafiosos, hecho que lo llevó a utilizar sus nuevos poderes en la lucha contra el crimen, mientras que intenta descubrir quien se encargó de su padre.
A pesar notablemente criticada por su simplicidad en cuanto a argumento y personajes, Daredevil es sin duda la versión en comedia romántica del género de súper héroes. Si Iron Man es la comedia, Spider-Man es la sentimentalmente profunda y Los 4 Fantásticos la infantil, esta nos muestra una historia de amor clásica con el trasfondo de los justicieros enmascarados.
Desde que Spider-Man se estrenara a principios del siglo, el género de los súper héroes ha conocido una segunda edad de oro, pero esta hoy en día se está estirando demasiado y ha causado ciertas víctimas, entre ellas Cat Woman, Elektra y Daredevil, que se han quedado en el fondo de las estanterías del género, mientras que otras las han ocultado.
Como acostumbra a pasar demasiadas veces, por desgracia, un  buen reparto es desaprovechado y la historia de convierte en superficial, y este es uno de estos casos, en que actores de la talla de Ben Affleck, Jennifer Garner, Michael Clark Duncan, Colin Farrell, Joe Pantoliano o Erick Avari, son convertidos en meros aficionados y mal utilizados. 
Hasta la presente década Ben Affleck era un actor conocido pero no por sus grandes películas sino por los extraños proyectos en los que se mezclaba, The Town ha roto este camino le ha abierto la vía del reconocimiento, pero Daredevil pasa muy desapercibido ya que el intento de parecer ciego no consigue lograrlo, por ello debe ocultarse tras esas horribles gafas de sol. Al igual que Jennifer Garner que está un poco descolocada en el papel de Elektra, a pesar de que después hiciera su propia película, es un personaje más bien soso del universo Marvel, al igual que Daredevil que era un segundón de Spider-Man. El que más sorprende es Colin Farrell que una vez más hace de loco maníaco, papel que borda, pero que hace reír más que aterrar. La introducción destacada del film a la historia de Marvel es que Kingpin es un hombre negro, interpretado por el enorme y impresionante Michael Clark Duncan.
El director, al conocerlo, entendemos el porque Daredevil decepciona, ya que fue también uno de los guionistas de Ghost Rider, que fue un desastre en cuanto a argumento.
A pesar de todas las críticas que se puedan es un film interesante de ver si gustan los filmes del género, pero que queda en segundo lugar detrás de los grandes Spider-Man y Iron Man.

Valoración: 2,5/5