16.6.11

Taxi 4, la última aventura en Marsella

Se estrenó en Francia en 2007, pero aquí aún estamos esperando que las distribuidoras se decidan ha llevarla a nuestras salas, algo prácticamente imposible, pero con un poco de vista los interesados pueden cruzar la frontera y buscarla en alguna tienda.
Una vez más Dany y Émilien, ahora ya como padres, se enfrentan a un complicado caso. Llega a Marsella, haciendo escala antes de ser deportado, el mayor ladrón de Bélgica, encadenado para evitar la fuga, pero entre el "astuto" comisario Gibert y los agentes Émilien y Alain, este se fuga y pierden su rastro. A la espera de que dé otro golpe en la ciudad del sur de Francia, todos los agentes y los militares encargados del transporte empiezan a buscarlo, pero es gracias a Dany, que lo localizan, dando lugar a otra aventura sobre un taxi súper tuneado.
El reparto original de los anteriores filmes se reúne cuatro años más tarde, bajo las órdenes del director de la segunda y tercera entrega, Gérard Krawczyk, a excepción de Marion Cotillard, para ponerse en la piel de los famosos personajes que han hecho de esta saga el mejor ejemplo del género de comedia y acción francés. Samy Naceri vuelve a ser el inteligente taxista lleno de recursos, Frédéric Diefenthal el inspector de policía hipocondríaco, y Bernard Farcy, el supuestamente experimentado comisario Gibert. Se les suma en esta ocasión los cómicos belgas François Damiens -que ya lo hemos visto en Los seductores y en Nada que declarar-, y Jean-Luc Couchard, para hacer de villanos.
Como siempre, la saga Taxi nos ha brindado algún que otro cameo, como Sylvester Stallone, en esta ocasión es el futbolista Djibril Cissé quien se atreve a subir al Taxi de Dany.
Una buena peli de acción, no destaca mucho entre sus precedentes, pero es suficiente para pasar un excelente rato riéndonos de las estupideces de estos policías patosos junto con el estilo de conducción de este peculiar taxista.

Valoración: 3/5