28.7.11

Caballeros, princesas y otras bestias. La comedia gamberra sigue sorprendiendo

Si creiais que lo habías visto todo en cuanto al subgénero de la comedia gamberra no os podéis perder este film, Caballeros, princesas y otras bestias. David Gordon Green que se hizo conocer con Superfumados (2008), sigue con el mismo género pero llevándolo más allá, en esta ocasión la historia gira entorno a Thadeous el segundo hijo del rey de Tallio, es holgazan, fuma porros, y solo piensa en el sexo, mientras que su hermano Fabious es un gran caballero que va de gesta en gesta, siendo así el orgullo de su padre, además de la última aventura ha regresado con un encantadora y estúpida joven con la que se va a casar. Pero en mitad de la boda aparece Leezar, un malvado brujo que quiere engendrar un dragón con la joven prometida de Fabious. Está será la ocasión perfecta para que Thadeous se estrene en su primera gesta, algo que no le apetece para nada hacer.
Al más puro estilo de las majores comedias gamberras cualquier excusa es perfecta para hablar de "clavar espadas", "afilarlas", "montar" todo tipo de bestias, etcétera, etcétera, todo con dobles intenciones, por supuesto.
El director recupera de su anterior film, Superfumados, dos de los actores principales, Danny McBride y James Franco, para llevar a cabo esta locura de film. James Franco, después del éxito de 127 y presentar los Oscars, vuelve con sus amigos para divertirse haciendo de un snob y creído príncipe. Junto a ellos está Natalie Portman, Zooey Deschanel, Rasmus Hardiker, Toby Jones, Justin Theroux y Damian Lewis, todos ellos actores de gran calidad que intervienen en este film para divertirse.
La verdad es que no aporta nada nuevo respecto a los típicos gags y situaciones de este peculiar amor, pero innova en cuanto a la ambientación, mientras que estas siempre sitúan en la actualidad y son protagonizadas por colgados y frikis en general, en esta ocasión el entorno que rodea la acción es digno de las mejores versiones de Robin Hood o de las aventuras del Rey Arturo, y muchos son los guiños a este tipo de filmes.
Una excelente forma de reírse durante una tarde si se toleran los chistes y las bromas salidas de tono, pero si a alguien no le gustan los gags pasados de vuelta y escatológicos que se abstenga de pasarse por las salas.

Valoración: 4/5