4.7.11

Confucio: La vida de un filósofo

Hoy presentamos la película, Kong zi que nos muestra la vida de Kung Fu Tse, que muchos conocerán mejor por el nombre de Confucio. Confucio, el más famoso e influyente de los filósofos chinos, vivió entre los siglos VI y V a.C. El film se centra en la última etapa de su vida. A los 51 años, Confucio acepta desempeñar un cargo político para contribuir a la pacificación del país en un periodo muy crítico de la historia de China, caracterizado por endémicos y graves enfrentamientos civiles. La influencia del filósofo sobre el rey Lu llegó a ser tan grande que los personajes más poderosos de la corte se sintieron amenazados, razón por la cual Confucio decidió exiliarse voluntariamente. La cinta nos adentra en una China que, 2.500 años atrás, estaba dividida en reinos enfrentados entre sí, marcados continuamente por las guerras y luchas de poder de los señores feudales frente a un pueblo mísero y hambriento. 
Entre batallas y traiciones entre estados, Confucio escala posiciones políticas hasta llegar a ser el ministro de Interior del reino de Lu, donde demostrará que la inteligencia, la sagacidad, la sutileza y la astucia triunfa frente a la violencia. Desde su cargo político intenta llevar a la práctica sus arquetipos ideológicos pero, no siendo comprendido, dimitirá y emprenderá un viaje al exilio plagado de peripecias al tiempo que difunde la ideología del buen gobierno. 
Hu Mei, reconocida realizadora por las series históricas Yong Zheng Dynasty nos muestra una parte de la vida de Kung Fu Tse, más conocido como Confucio, encarnado por Chow Yun Fat al que recordaremos por Tigre y Dragón o Ana y el Rey. Si analizamos la cinta por partes, podemos decir que el guión es aceptable, un maravilloso vestuario, pero el film está narrada al modo occidental, omitiendo (o pasando muy por encima) muchas de las enseñanzas de tan insigne pensador. La suma de todos estos ingredientes no da una gran película, uno tiene la sensación de que le falta algo. Se echa en faltar el verdadero cine chino, la calma, la tranquilidad, ese deleite por las pequeñas cosas que se adecuaría perfectamente a la vida de Confucio. 
Para los amantes de los datos diremos que el coste del film es de alrededor de 21,9 millones de dólares y que se ha estrenado en China con 2.500 copias batiendo el record que ostentaba la película La Fundación de una República con 1.450. 
Este film lo recomiendo a esas personas que no les importe ver algo parecido a la vida de Confucio, pero que no es, en absoluto, la mejor versión de su vida y su filosofía. 
Si lo que el espectador espera ver es la filosofía de Confucio reflejada en la gran pantalla, que no pague para ver este film, pues se llevara una decepción. Si lo que busca es efectos especiales, batallas, y luchas, sin importarle la trama, puede ir al cine, y pagar para ver le film, pues en ese aspecto, sí que responde adecuadamente. 

Valoración: 3/5