10.7.11

Las cosas de Fran: Lucky Luke (James Huth, 2009)

A parte de los largometrajes de animación, en diversas ocasiones se han llevado a la gran pantalla las aventuras del cowboy de origen franco-belga, pero siempre tras la sombra de los hermanos Dalton, ya que el carisma de estos, puede superar el de Lucky Luke.
Ya en 1991, el mítico Terence Hill interpretó a este personaje de cómic, sin mucho éxito, y al empezar el nuevo siglo, en 2004, Los Dalton contra Lucky Luke tuvieron su momento de gloria pero el argumento era muy pobre y poco inspirado, muy lejos del ingenio de René Goscinny.
En 2009 llegó a las pantallas francesas, ya que en nuestro país aún no se ha estrenado, la presente aventura de Lucky Luke nos presenta a un personaje real y cercano, sin perder la esencia del personaje con los mismos guiños hacia la actualidad como lo hicieron Morris y Goscinny.
En esta ocasión Lucky regresa a su pueblo natal, Daisy Town, para poner orden en la ciudad de sus padres por orden del Presidente de los Estados Unidos, ya que es en ese pueblo donde se unirás vías del tren que cruzará el país de costa a costa. Pero por el camino se cruzará con Pat Poker, un criminal y tramposo que tiene la ciudad atemorizada, hasta que en un duelo Luke lo mate... él, el hombre que nunca ha matado, hecho que lo lleva a una crisis, de la que ni sus amigos, como Calamity Jane, ni sus enemigos, como Jesse James y Billy the Kid, lograrán sacarle, llevándolo a colgar el revólver.
Una simple pero buena historia, que en la mezcla entre la esencia del cómic y la de un western clásico se mezclan para dar lugar a un film como este, en que Jean Dujardin (OSS: perdido en Río) se pone en la piel del más famoso llanero solitario, mientras que delante de él habrá Daniel Prévost como Pat Poker, y Michaël Youn y Melvil Poupaud, como Billy the Kid y Jesse James, además se les unirá Sylvie Testud como Calamity Jane, y Alexandra Lamy como Belle.
En definitiva, una cinta típicamente francesa en que un personaje del imaginario galo vuelve a cobrar vida, de la mejor manera posible, teniendo en cuenta lo difícil que es dar vida aun personaje inanimado de cómic, a los seguidores del cowboy solitario gustará, y a los demás dejará con un buen sabor de boca. Nada del otro mundo, pero bien hecho.

Valoración: 3/5