29.7.11

Recomendación de la semana: El escritor (Roman Polanski, 2010)

Un escritor fantasma -negro en castellano- es contratado para revisar y reescribir las memorias del ex-primer ministro Adam Lang, y cuyo anterior escritor debe suplir ya que fue hallado muerto, en sospechosas circunstancias, en las orillas de una isla del norte de Estados Unidos. Así pues debe revisar las notas de su antecesor para que las palabras de Lang parezcan una autobiografía. Desde un principio la situación es extraña ya que solo hay una copia del manuscrito y una sola copia digital guardadas bajo llave, por lo tanto no puede trabajar desde Londres y se traslada junto al ex-primer ministro, a Estados Unidos, donde entrará en un extraño juego de seguridad y secretos que le picará la curiosidad desde un principio.
Roman Polanski nos ofrece un thriller extraordinario con el trasfondo de las guerras sucias detrás que permite entrar en una trama de espionaje que a pesar de lo que pueda parecer, no es la típica en que los agentes secretos se esconden tras llamativos trajes, sino que los espías son gente normal que pasa desapercibida.
Ewan McGregor protagoniza este film de forma extraordinaria, demostrándonos que es un gran actor, como ya hace habitualmente, ya que interpreta al negro de tal forma que crees que la historia pueda ser real, además la fotografía y el ritmo argumental permite que McGregor entre en un juego paranoico de persecuciones imaginarias, ¿o no?.
Junto a él el sospechoso político es interpretado por Pierce Brosnan, que demuestra ser un actor de gran nivel atreviéndose con este papel. El actor escocés, desde que dejó la franquicia 007, ha intervenido en sorprendentes papeles tan peculiares como este.
Además de Brosnan, en el film aparecen caras tan conocidas como James Belushi, Timothy Hutton, Olivia Williams, Kim Cattrall y Robert Pugh.
Una cinta excelente que sorprende por su factura y por su argumento, dando unas pistas iniciales para que sospechemos de todo, pero que al mismo tiempo nos ofrece numerosos cambios de guión que nos llevan a generar nuestras propias teorías.

Valoración: 4,5/5