16.7.11

Un gran poder conlleva una gran película: X-Men (Bryan Singer, 2000)

X-Men, es un grupo de superhéroes del Universo Marvel. creado por Stan Lee y Jack Kirby. Ante todo, Singer quería que X-Men fuese una película de ciencia ficción basada en cómics.
En el año 2000 se estrenó el film X-Men dirigida por Bryan Singer donde aparecían los personajes clásicos de la saga en una aventura contra su eterno rival, Magneto. El tema principal en sus historias es la persecución de la integración de los mutantes en una sociedad humana que les teme y que a la vez necesita su protección. Es por ello que Charles Xavier (Profesor X) decide reclutar a jóvenes mutantes y adiestrarlos en el uso de sus poderes, con el doble fin de proteger a los humanos de mutantes malvados, así como de defender a los mutantes del miedo de los humanos. En contrapartida, otros grupos de mutantes buscarían rebelarse violentamente contra la humanidad; el principal de ellos sería el encabezado por Magneto, el archienemigo del grupo. El estupendo guión de la película, firmado por menos de los que participaron en él (aparecen Singer, DeSanto y David Hayter, quedando sin acreditar, entre otros, Christopher McQuarrie o Joss Whedon), aporta contenido a la trama y lógica a las acciones y comportamientos que vemos en la pantalla, resultando entonces de relevancia menor que los personajes posean superpoderes; vemos personas, corrientes en la medida de lo posible. X-Men no se centra en lo estupendo y espectacular que podría resultar volar o leer la mente (si es que esto es deseable para alguien), sino en los conflictos que podrían provocar, en la realidad, esas habilidades especiales.
Por un lado, está el hecho de que no hay un super héroe, sino que es gente con poderes que nacen al azar, aquí y allá. Sus poderes son en realidad una habilidad especial y no una suma como, por ejemplo Superman (y que implica que para vencer los enemigos deban trabajar en equipo). Y muchos de ellos, son poderes que nadie querría tener, que traban sus posibilidades de vida normal o, incluso, de relacionarse con otros mutantes. Sin duda el tema central de la película es la discriminación, pero con una gama de ideas tan amplia y variada que puede tomarse como la segregación de cualquier tipo : por sus ideas, por su raza,... por ser diferentes. Si Spiderman es el super héroe más exitoso de la Marvel (y posiblemente el personaje más popular del género), sin duda alguna X-Men es la mejor historieta conceptual del mundo del comic, lisa y llanamente. Pero no sólo eso; está en la visión de la sociedad que mantienen. Mientras que el Profesor X desea la convivencia (y muchas veces debe disciplinar a la propia tropa), por el otro lado está Magneto que cloma la dominación o la aniquilación de la sociedad que los rechaza.
En definitiva, estamos ante una película muy completa, por dentro y por fuera, que ofrece entretenimiento, diversión y espectáculo a raudales, pero que también se preocupa por la historia y los personajes.

Valoración: 5/5