30.7.11

Un gran poder conlleva una gran película: El increíble Hulk (Louis Leterrier, 2008)

En 2008 llegó a nuestras pantallas, de la mano del director de Transporter Louis Leterrier, la película El increíble Hulk. Esta segunda parte, protagonizada por Edward Norton, Liv Tyler y Tim Roth, nos explica como el científico Bruce Banner (Edward Norton) recorre el mundo tratando de encontrar una cura a su problema, en busca de un antídoto que le permita librarse de su alter ego. Perseguido por el ejército y por su propia rabia interna, es incapaz de sacar de su cabeza a Betty Ross (Liv Tyler). Así que se decide a volver a la civilización, donde debe enfrentarse a una criatura creada cuando el agente de la KGB, Emil Blonsky (Tim Roth), se expone a una dosis superior de la radiación que convirtió a Bruce en Hulk. Incapaz de volver a su estado humano. Mientras la ciudad de Nueva York se convierte en el escenario de la última batalla entre las dos criaturas más poderosas que jamás han pisado la Tierra. 
Sobre el film decir que tiene muchos altibajos, es decir, los momentos de acción son de muy acción, con golpes, fuego, peleas etc, pero los momentos de conversación, relax, tranquilidad son demasiado tranquilos, lo que le da muchos altibajos a la película 
En esta segunda entrega, el papel de Eric Banna ha sido interpretado por un brillante Edward Norton, que aunque el papel resulte soso y el personaje sea “plano”, es decir evoluciona muy poco, Edward Norton, consigue darle un poco más de vida y emoción que su antecesor. En el caso de Tim Roth, simplemente reflejar que su interpretación es brillante. Este hombre de característica apariencia, consigue darle una gran credibilidad a su papel de malo, malísimo, hasta el punto que llegas a “odiar” no solo al personaje, sino también al actor. 
Comparando los dos films centrados en Hulk, podemos decir que al igual que la película El caballero oscuro es mejor que Batman Begins, podemos asegurar que la segunda entrega resulta más trabajada, más activa y más divertida que la primera. Para aquellos espectadores a los que les gusta las historias de Hulk, pero que con la primera entrega se quedaron un poco desilusionados, sugerirles que vean esta segunda entrega, pues en esta ocasión han corregido los errores de la anterior. 
Recomiendo este film a aquellas personas que les apetezca ver una magnífica interpretación del actor Tim Roth, interpretando a un malo malísimo en una película lo bastante buena para distraer y entretener, acompañados, eso siempre, por unas buenas palomitas. 

Valoración: 3.5/5