8.8.11

Harry Potter y las reliquias de la puerte Parte 2... Un agónico pero esperado final

Después de diez años desde que se estrenara la primera entrega la saga ha convertido en algo físico lo que había pasado por las mentes de millones de lectores, pero mientras que las novelas han bajado un poco el nivel pero se mantuvieron al gusto de los seguidores, en el caso de las películas el declive ha sido excesivamente notorio. Después de la cuarta entrega, en la que un Robert Pattison con un buen color de piel moría a manos del recuperado Voldermort, las películas de Harry Potter se han visto afectadas por el deseo de la productora de acercarse a un determinado público.
Los más puristas me dirán que la oscuridad se hace más patente de capítulo en capítulo, pero ello no implica que la forma de expresarla sea tan extremadamente adolescente. Para decepción de los seguidores más grandes, los mayores de veinte, la saga fílmica ha dejado de ser un lugar mágico y lleno de fantasía, para pasar a ser una versión más inteligente de Crepúsculo.
Después de dejarnos con la miel en los labios con la primera parte del último episodio, y todo para conseguir unos millones más y ahogar a los seguidores, la segunda entrega, grabada ya hace más de un par de años, llega por fin a las pantallas de todo el mundo para explicarnos el más que conocido final de la historia de Harry Potter.
Después de la muerte de Dobby, el elfo doméstico, Harry debe seguir con la destrucción de los Horrocruxes de Voldemort para debilitarlo y poder vencerlo en una última batalla épica. Un resumen muy breve, pero el film no ofrece más que dos horas de enfrentamientos con varita, luchas épicas y momentos heroicos por parte de los habituales de la saga, además de desvelarnos los secretos de la saga, que serán nuevos para los que no leyeron los libros, pero que pueden llegar a aburrir a los que lo hicieron.
El reparto habitual de las anteriores películas repite en esta para no despistar más al espectador, sin ninguna incorporación inesperada. Daniel Radcliffe sigue siendo el protagonista más soso de los que han habido jamás, pero su extraordinario parecido con el famoso mago le ha asegurado ser recordado por este poder.
Si alguien espera una lucha final espectacular, se quedará con ganas, porque la resolución final del film, que no desvelaré, es más bien facilona y poco trabajada.
Para los que han seguido desde el principio la saga este film es recomendado para poder decir que han acabado con diez años de películas, pero los que simplemente quieren ver uno de los filmes más esperados del año, pueden evitar las salas.

Valoración: 3/5