27.8.11

Las películas de los Simpson: El resplandor (Stanley Kubrick, 1980)

Un escritor llamado Jack Torrance (Jack Nicholson) se dirige con su mujer Wendy (Shelley Duvall) y su hijo Danny (Danny Lloyd) hacia un apartado hotel, en donde ha conseguido el puesto de vigilante durante los meses de invierno.
El Resplandor dejó la marca ineludible del maestro de todos los géneros en la bandeja de entrada del cine de terror. Hasta aquel día, las películas de esta noble familia poseían dos características inherentes a ella: los golpes de efecto y la penumbra. Con El Resplandor, Kubrick finiquitó el género y lo llevó un paso hacia adelante.
Primera y única incursión de Kubrick en el género del terror, y es por eso que cabe destacar que nadie ha conseguido retratar mejor los laberintos que forman parte de la mente humana como Kubrick en esta película bañada de luz y sonido.
Para el papel principal, Kubrick eligió a Jack Nicholson, que con sus excesos interpretativos se convirtió en el perfecto Jack Torrance, subrayando el patetismo del personaje (un escritor alcohólico, sin trabajo, incapaz de escribir nada y al que todo le sale mal).
La película de Kubrick que se estrenó en 1980 consiguió lo que muchas otras no han logrado: no envejecer. Otros títulos tan importantes de terror como pueden ser El Exorcista o La Profecía pueden verse hoy en día sin sufrir apenas sobresaltos. Es un film de terror y como todos los de éste genero no pueden faltar los ruidos contra la pared o contra unas teclas, los golpes solitarios de un psicópata in crescendo minuto a minuto... o contemplar a alguien entre tinieblas,... Cabe decir que Kubrick se ha caracterizado por saber crear un clima enrarecido y dotar a sus películas de un ambiente pesimista e incómodo. La película aborda temas como el problema de la incomunicación entre un padre y su hijo, la fragilidad de la mente humana y sobre todo el peligro que acarrea la soledad.
Hay cosas de este film que marcarán un antes y un después de las películas de terror, como por ejemplo su estructuración por capítulos que hace que la intriga ascienda por momentos.
Es la película más comercial de Kubrick y a su vez una obra maestra. La primera vez que la ví, me quedé tan impresionada, que tuve que verla varias veces más para fijarme mejor en los detalles. En definitiva, una película para ver una y otra vez.

Valoración: 5/5