20.8.11

Las películas de los Simpson: Infiltrados (Martin Scorsese, 2006)

Como sucede con todas las películas de Martin Scorsese, Infiltrados se ha convertido, casi desde su estreno, en un film de culto, venerada por crítica y público, tanto por admiradores y fans del cineasta, como por la gente en general. No sabemos si es la fama que le precede o que realmente solo realiza grandes historias, pero el caso es que el nombre de Scorsese significa éxito.
Además el director italoamericano ha recuperado a uno de esos actores que después de un gran éxito caen en el olvido, Leonardo DiCaprio, que vuelve a estar donde un actor de su calibre lo merece, convirtiéndose en el actor fetiche de Scorsese, consiguiendo éxitos como Shutter Island o el presente film.
En el Boston moderno aún sigue habiendo la mafia irlandesa que controla la ciudad por encima de los italianos y los chinos, demostrando que la ciudad sigue siendo verde. El líder de esta camorra con trébol es Frank Costello, que controla con mano de hierro, como siempre lo ha hecho, todos sus negocios siendo el hombre más poderoso de la capital de Massachusetts. Junto él hay un sin fin de hombres que trabajan fielmente, incluso tiene infiltrados en la policía de la ciudad, entre ellos su discípulo y fiel perro, Colin, que como un hijo modelo desde pequeño se preparó para ser el topo de Costello. Entre los puños de Costello, hay un joven recién salido de prisión e hijo de uno de los mayores mafiosos de la zona, Bill, que se ha ganado a pulso ser uno de los hombres de confianza de Costello. ¿Pero esta confianza esta bien fundada, o tan solo es un capa de mentiras sobre un infiltrado de la policía? Bill en realidad es un cadete que su pasado familiar le ha marcado impidiéndole realizar su sueño, ser policía, pero los agentes especiales Queenan y Digman le dan la oportunidad de serlo si se infiltra en las tropas de Costello y consiguen atraparlo.
Este complicado argumento no hace más que retorcerse y retorcerse a medida que avanza la cinta, llegando a provocar que el público sospeche de todos los personajes, o incluso de él mismo.
Además de DiCaprio, los actores que dan vida a los personajes de esta trama son de los más alto que se pueda encontrar, un excepcional Matt Damon, en la cima de su carrera, logra interpretar un papel alejado de los que nos tiene acostumbrados, ya que en esta ocasión es uno de los más malos del film. Pero la gran figura del reparto, como sucede siempre, es el veterano Jack Nicholson que una vez más nos sorprende haciendo de un temido mafioso irlandés que controla hasta lo que no puede controlar.
Este film es tan impresionante que incluso los secundarios son grandes actores, Mark Wahlberg, Alec Baldwin, Martin Sheen, Ray Winstone y Vera Farmiga completan este extraordinario reparto.
Un film impresionante con una trama muy bien elaborada, que desemboca en un final sorprendente pero con el sello Scorsese.

Valoración: 5/5