12.8.11

Recomendación de la semana: No es otra estúpida película americana (Joel Gallen, 2001)

El productor de cine especialista en comedias alocadas, Joel Gallen, se pone por primera y única vez detrás de las cámaras para dirigir No es otra estúpida película americana, que siguiendo el patrón de las típicas películas de adolescentes americanas las parodia al mismo tiempo que se convierte en una de ellas. Una de las precursoras del subgénero, cada vez más importante, de las comedias gamberras, ya que junto con American Pie y los primeros episodios de Scary Movie, han inspirado a todas las películas que se inspiran en lo mismo.
En el típico instituto americano en el que el sistema de castas aún existe, "el chico guapo y popular" se apuesta con "el rubio guaperas" que es capaz de convertir a "la fea del colegio" en la reina del baile de fin de curso, pero en el camino se cruzaran con sus intereses su hermana "la ninfómana" y su ex-novia "la jefa de las animadoras". El resto de personajes que dan vida al instituto John Hughes son los habituales, "el negro gracioso", "el gordo tonto", "el chico raro", etc.
Los que interpretaron a los personajes, que por aquel entonces no eran más que adolescentes iniciando su carrera, ahora son actores conocidos, los protagonistas fueron Chris Evans, el flamante Capitán América, Chyler Leigh es ahora una de las habituales de la serie Anatomía de Gray, Jaime Pressly sigue su carrera con papeles en series como Me llamo Earl o en películas de acción como DOA: Dead or Alive, en cuanto al resto muchos nos sonarán de películas de terror, como Deon Richmond, "el negro que siempre muere al principio de la peli", al igual que Eri Jungmann que es actor secundario en series importantes como Bones, etcétera, etcétera.
La trama principal se basa en la película de 1999 Alguien como tú, pero la cinta engloba cantidad de guiños y parodias de otras películas por el estilo, así pues películas como 16 velas, Varsity Blues, La chica de rosa, American Pie, American Beauty, e incluso Karate Kid y Grease, son víctimas del humor, hasta cierto punto bien buscado de este film.
Una forma divertida de pasar una noche, ya que se quiera o no se quiera, tanto a los que les gustan como a los que no les gustan las estúpidas comedias adolescentes, todos sabemos que son unas películas muy odiosas de las que es muy fácil reírse de ellas, por lo tanto este film no tiene perdida.

Valoración: 3,5/5