6.8.11

Un gran poder conlleva una gran película: Iron Man (Jon Favreau, 2008)

Tony Stark es un ególatra, narcisista y poderoso fabricante de armas que durante una presentación en Asia Central, es atacado con sus propias armas, provocándole numerosas heridas, y posteriormente capturado por un grupo de terroristas que desean que les fabrique su última invención, en lugar de ello, Stark ideara un sistema para salvarse la vida y huir de allí, junto a otro preso, desgraciadamente este último muere dando tiempo a Tony para que logre huir en una extraña coraza de acero. Cuando regresa a casa, es apartado por su socio, Obadiah Stane, de la dirección de la empresa, ganando tiempo para perfeccionar su diseño de coraza, creando a Iron Man, con la que se convertirá en un héroe. Pero no está solo, Stane quiere esa nueva arma, y hará lo que sea para conseguirla.
Jon Favreau, después de ponerse tras las cámaras en Zathura y Elf sin tener mucho éxito, se atreve con uno de los grandes personajes de Marvel, Iron Man, y demuestra que es un buen director en películas de acción, ya que en 2010 repitió con el personaje en Iron Man 2, y ahora está a la espera del estreno del extraño film protagonizado por Harrison Ford y Daniel Craig, Cowboys & Aliens. Además demuestra que los pequeños papeles son lo suyo, si ya hiciera de amigo de DareDevil al alado de Ben Affleck, aquí interpreta al guarda espaldas de Tony Stark, Happy Hogan.
La figura que es esencial para el éxito de este film, como de su secuela y todas las intervenciones futuras del personaje, es Robert Downey Jr., que ya establecido como uno de los grandes de Hollywood después de su renacer, ahora es uno de los actores de mayor éxito de la gran pantalla con éxitos, como el presente y Sherlock Holmes. Su carácter, perceptible en todas sus interpretaciones, cínico y agudo, hace de sus personajes atractivos y descarados, algo que encanta al público, dando, además de acción, mucho gancho humorístico. 
Por raro que parezca, Jeff Bridges, guaperas en su época y ahora convertido en actor de prestigio, en este film se afeita su mítica cabellera para interpretar al primer villano de Iron Man, su apreciado amigo, Obadiah, demostrando que para ser un buen actor se debe poder realizar cualquier tipo de papel. Además de estos dos actorazos, está Gwyneth Paltrow como la atenta secretaria de Stark, Pepper Potts, y Terrence Howard, interpretando al militar y amigo del protagonista, Rhodey.
Un conjunto excelente, ya que un historia muy simple, basada en la venganza, es reconvertida en una épica aventura entre el bien el mal. Lo que es llamativo es la forma en que un súper héroe sin poderes puede triunfar, dando a entender que a la gente no les gusta tan solo los poderes sino la valentía de sus portadores.
La parte que es más divertida, entre otros momentos, es durante el proceso de creación del traje en que Stark sufre más de un accidente mientras discute con su ordenador y sus robots ayudantes.
Un cinta clásica de súper héroes, pero el carisma de Downey Jr. hace que se convierta en un éxito absoluto, demostrando que el carácter de los actores, a parte del trabajo de los directores y guionistas, es una parte importante de la realización de un film.

Valoración: 5/5