29.9.11

Como acabar con tu jefe, otra aberración bajo el velo de una comedia

Esta semana se estrena en nuestros cines la película Como acabar con tu jefe, una nueva comedia llena de chistes y situaciones ridículas que seguro que os sorprenderá, para bien o para mal. 
El film nos cuenta la historia de tres trabajadores que por diferentes causas odian tanto a sus respectivos jefes que deciden matarlos. Nick, Kurt y Dale, llegan a la conclusión que la única solución para hacer su rutina diaria más tolerable sería hacer desaparecer a sus jefes. Como no pueden dejar el trabajo, con unas copas de más y el consejo poco fiable de un ex convicto buscavidas, los tres amigos deciden hacer desaparecer a sus respectivos jefes… para siempre. Pero todo se complica cuando intentar poner en práctica su “fantástico” plan, pues las víctimas no se comportan como ellos habían previsto. 
En el film se explota no solo la relación entre jefes y empleado sino que se centra en el acoso laboral, ya sea sexual, abuso de poder o discriminación, todo ello tratado desde el punto de vista más estrafalario, cómico, pero también soez. Sobre los actores decir que resulta un poco raro ver a Farrell con este aspecto, pero a nivel interpretativo consigue que le odies por varias razones. De Kevin Spacey decir que su interpretación de jefe capullo, canalla y cabrón es muy buena y realmente creo que es lo mejor de la película. Sobre la jefa mala, es decir Jennifer Aniston, la verdad es que es poco creíble y creo que se necesita algo más que casi enseñar las tetas y hacer poses sugerentes con plátanos y otras cosas para crear un personaje creíble, no sé si esto depende de los guionistas o de la actriz, pero realmente su interpretación, es más de una tía cachonda que de una jefa mala. El resto del reparto, en los que incluyo a los protagonistas del film, opino qué hacen un buen trabajo, pero en ningún momento es algo excepcional.
En mi opinión es una película divertida, pero que abusa de los tacos, los temas escabrosos y de la risa fácil. Resumiendo, recomiendo este film a aquellas personas que les interese distraerse una tarde en el cine, pero quien quiera ir a verla ha de saber un algo: para ver este film es imprescindible tener una edad mental, en que las palabras follar, gordo, teta o culo…te produzcan gracia, porque si no, ya te has perdido el 70% de la película. 

Valoración: 2,5/5