10.9.11

Las películas de los Simpson: Abajo el periscopio (David S. Ward, 1996)

El guionista de El Golpe (1973), una obra maestra del cine, David S. Ward se pone tras las cámaras una vez más, para llevar a cabo la que es su mejor dirección, una comedia ambientada en la marina subacuática de los Estados Unidos, donde el teniente de corbeta Tom Dodge, después de ser el segundo de abordo en diversos submarinos nucleares por fin le dan su primer mando, pero lo que no espera es que sea un submarino diesel, ¿el motivo de este insulto? su carrera ha ido paralela a una vida gamberra y llena de problemas con la ley que le han dejado marca, literalmente hablando, un tatuaje en sus partes íntimas. Por ello le dan ese mando y un reto, superar unos juegos de guerra, si lo consigue logrará lo que más desea, el mando de un auténtico submarino. Pero los problemas solo hacen que empezar con el navío, ya que después ve que su tripulación es de los mejorcito que hay en la marina.
Inspirada o no, pero muy parecida a la cinta de Blake Edwards de 1959, Operación Pacífico, en la que una tripulación liderada por Cary Grant y Tony Curtis supera múltiples peligros de las formas más disparatadas como pintar un submarino de rosa. En esta ocasión, Kelsey Grammer (famoso por participar en series de éxito como Cheers y Frasier) y Rob Schneider se ponen frente a una tripulación por un maquinista borracho y otro vago, un jefe de inmersión mujer, un técnico de sonar chiflado al igual que el electricista, etcétera, etcétera. El reparto no se acaba aquí, participan Lauren Holly, Harry Dean Stanton, Bruce Dern, William H. Macy, Rip Torn, etc.
Una buena comedia, para disfrutar de las locuras de un grupo de personajes pasados de vueltas, pero al mismo tiempo inocentes, sin necesidad humor escatológico, que nos permitirá pasar un buen rato. Una de aquellas películas que pasan innumerables veces en televisión, pero que es tan fácil verla y reírte que es imposible cambiar de canal.
Una cinta cómica excepcional, que a pesar infravalorada, resulta muy efectiva, tanto por sus actores como por su factura, permitiendo que todo tipo de público la acepte y le guste.

Valoración: 4/5