9.9.11

Recomendación de la semana: Rob Roy, la pasión de un rebelde (Michael Caton-Jones, 1995)

En 1995, dos años después del redescubrimiento de Liam Neeson en la película La lista de Schindler, se estrenó el film Rob Roy, donde da vida a un héroe escocés del siglo XVIII. Pero Liam Neeson no está solo, ya que sus compañeros de reparto son: Jessica Lange, Tim Roth, John Hurt, Eric Stoltz, Brian Cox, Andrew Keir, Brian McCardie, entre otros. 
Liam Neeson interpreta la vida de Robert McGregor, un héroe escocés del siglo XVIII, que al tener a su cargo a toda su familia, debe pedir dinero prestado al Marqués de Montrose. Un cúmulo de adversidades le convierte en un proscrito al que sólo el amor que siente por una mujer le dará fuerzas para enfrentarse a todo. En este caso el actor consigue trasmitir la fuerza, el valor y la dureza de la vida de este peculiar héroe escocés. Otro actor que hay que destacar es Tim Roth, que en su papel de Archibald Cunningham, consigue que el espectador llegue a odiar el personaje, pues le caracteriza con mezquindad, traición, maldad, orgullo y crueldad. Estos dos actores principales consiguen dar vida y sentimiento a sus personajes y la película se convierte en una lucha constante entre dos perfectas interpretaciones, batalla que a mi modo de ver gana Tim Roth. 
El director del film fue Michael Caton-Jones, que consiguió hacer una película interesante, atractiva y entretenida, aunque no para todos los públicos. Para aquellos espectadores que quieran ver el film, avisarles que este se caracteriza por ser más violento, más explícito y más cruel que otros films del mismo estilo, como puede ser Braveheart. Se ha de decir que aunque los dos films, Rob Roy y Braveheart, se estrenaron en el mismo año, existen muchas diferencias entre ellas. La primera, que Rob Roy trata una lucha individual, de tú a tú con Tim Roth. La segunda es que Rob Roy, es más explícita que Braveheart. Cierto es que Mel Gibson consiguió hacer un muy buen trabajo, pero el exceso de sangre y batallas, deja en un segundo plano el por qué real de la lucha. La película Rob Roy, no tiene tanta sangre ni tantas batallas, pero tiene escenas que no se olvidan y que son más duras y reales que las protagonizadas por William Wallace. 
Otro aspecto que se ha de destacar de la película es la magnífica fotografía y los preciosos paisajes que nos muestra el film, de las montañas de Escocia a manos de Karl Walter Lindenlaub. 
Recomiendo esta película a todas aquellas personas que les interese ver un film de acción y aventuras, que además está dirigida de forma muy correcta y realista. Avisar que este film no es apto, ni para niños, ni para adolescentes, ya que como he dicho antes, es más cruel y más realista, que otras que con mucha sangre y muchas batallas, parecen más “fuertes”. Este film es perfecto para aquellos que les gustó el film de Mel Gibson, porque ante todo es una buena película, pero que se quedaron con un empacho de sangre, gritos y batallas.

Valoración: 4/5