19.10.11

Clásico Disney #10: Tiempo de melodía (Jack Kinney, Clyde Geronimi, Hamilton Luske & Wilfred Jackson, 1948)

La crisis en la factoría Disney duró casi toda la década de los quarenta, y ello provocó que muchas de las realizaciones que se llevaron a cabo durante esos años fueron auténticos desastres, y uno de los más sonados fue el que tenemos entre manos. Tiempo de melodía, preparada durante años como la nueva versión de Fantasía, no llegó ni a su sombra, siendo un fracaso des del estreno. Sus historias poco elaboradas y con unas pretensiones muy elevadas, no consiguieron convéncer al público.
Juventud enamorada, el corto presenta a una joven pareja deslizándose en un trineo por un paisaje típicamente invernal, practicando en la segunda parte del corto patinaje sobre hielo. Parejas de animales como ardillas y conejos los siguen por el paisaje nevado, realizando estos últimos las mismas acciones que los jóvenes. A un cierto punto los jóvenes se pelean, y debido a la distracción ella y las coneja caen al agua helada, siendo salvadas gracias a la afortunada intervención de las ardillas y caballos. La historia es cantada por Frances Langford, que en la tonada resalta las virtudes de la estación.
El abejorro, se trata de la aventura surrealista de una abeja que trata de escapar de un frensí musical y visual. La pieza, de Freddy Martin y su orquesta, es una variación jazzística de la pieza para piano El vuelo del moscardón de Rimsky-Korsakov, una de las piezas que habían sido consideradas para incluir en Fantasia. La leyenda de Juanito Manzanas, cuenta la historia de Juanito Manzanas. Aventura en alta mar, la secuencia, protagonizada por Little Toot, trata sobre un barquito remolcador de Nueva York que vive con su familia, quien se mete en problemas y causa algunos desórdenes. Sin embargo, gracias a su valentía salva a un paquebote de naufragar. La historia es cantada por The Andrews Sisters.
Árboles, Fred Waring y los Pennsylvanians interpretan un poema del estadounidense Joyce Kilmer, cuyo tema son los árboles.
Échale la culpa a la samba, cantada por las Dinning Sisters, esta secuencia cuanta el aprendizaje del Pato Donald y José Carioca de la samba enseñada por Aracuano, el pájaro loco de Los tres caballeros de 1944, acompañado en el órgano por Ethel Smith.
Roy Rogers y la historia de Pecos Bill, tras cantar Blue Shadows, Roy Rogers y los Hijos de los Pioneros cuentan a Luana Patten y Bobby Driscoll como el legendario Pecos Bill nació, creció y se enamoró locamente de Sweet Slue Foot Sue.
Definitivamente, la película no deja nada satisfecho, ya que durante todo el film no sabes muy bien lo que estas viendo, y apenas te has situado en la evolución de la historia ya te cambian todo, incluso el estilo de la música.

Valoración: 2/5