26.10.11

Clásico Disney #11: La leyenda de Sleepy Hollow y el Señor Sapo (Jack Kinney, Clyde Geronimi & James Algar, 1949)

Antes del estreno de uno de los mayores éxitos de Disney, La Cenicienta, aún quedaba otra de las películas paquete, en esta ocasión, mucho más elaboradas que anteriores filmes de cortos, ya que en un principio estaban previstas para ser largometrajes, a pesar de ello forman parte del conjunto de películas mediocres que sorprendieron al público de la década de los cuarenta.
Los dos cortometrajes que forman este film son la versión Disney de El viento en los sauces y La leyenda de Sleepy Hollow. Las aventuras del Señor Sapo es la adaptación de la novela infantil de Kenneth Grahame, en ella las desmedidas pasiones de Sapo, entre ellas por los automóviles, preocupan a sus amigos Topo, Rata y McBlaireau Angus. Sobre todo cuando cambia a unas comadrejas su mansión ancestral por un coche, con el que durante algún tiempo se dedica a viajar. Termina sin embargo tras las rejas, pues este resulta ser robado. Sus amigos se empeñan en demostrar su inocencia buscando pruebas en su vieja mansión, ahora ocupada por los bandidos, donde de hecho descubren que Sapo ha sido víctima de una trampa orquestada por el señor Winky, quien había testimoniado en su contra en el juicio por el robo del automóvil. Gracias a la ayuda de su caballo, Sapo puede escapar y tras una frenética huida de la policía a bordo de un tren, regresar junto a sus amigos, en la casa junto al estanque. Tras ingresar a Toad Hall y recuperar el documento que prueba la inocencia de Toad y la culpabilidad de Winky, Sapo recupera su libertad.
En la segunda parte, Ichabod Crane se muda para ser el profesor del colegio de un tranquilo pueblecito, Sleppy Hollow, basado en la novela de Washington Irving La leyenda de Sleepy Hollow, el segmento cuenta la historia de Ichabod Crane, quien un día de otoño es nombrado maestro de la aldea de Sleepy Hollow. Allí conoce a Katrina Van Tassel, de quien inmediatamente se enamora. Brom Bones, el bruto de la ciudad, también la ama. Al verse rechazado, Brom decide vengarse de los habitantes del pueblo, quienes cuentan la leyenda aterradora del jinete sin cabeza para la noche de Halloween. Tras la fiesta, Ichabod debe volver a casa, a través del bosque, donde de hecho el caballero sin cabeza trata de cortar la suya, dando lugar a una frenética persecución.
Una vez más Disney se supera para acercar dos cuentos clásicos de la literatura inglesa a los niños, y lo consigue, con el miedo en su justa medida, pero siempre a mucha distancia de todos los demás clásicos. Una muy aceptable película de animación que será el deleite de grandes y pequeños.

Valoración: 3,5/5