14.10.11

Recomendación de la semana: Lock & Stock (Guy Ritchie, 1998)

Son pocos los realizadores que han triunfado en su primera obra, Kubrick, Scott o Lucas, son algunos ejemplos, entre ellos, y aunque pocos lo sepan, se encuentra el director británico Guy Ritchie. Este joven director, que desde sus comienzos se labró los laureles del éxito, y que ahora nos deleita a todos con películas tan bien elaboradas como la joven pero reconocida Sherlock Holmes (2010).
Antes de todo eso Lock & Stock salió de su mente, este film nos cuenta la historia de cuatro jóvenes aspirantes a mafiosos, Eddie, Tom, Bacon y Soap, que con las expectativas puestas en ganar un dineral en una partida de póquer, consiguen endeudarse con el jefe mafioso del barrio, Harry "el Hacha", al que tendrán que pagar medio millón de libras en una semana, para ello se les ocurre robar a unos ladrones que pretenden robar una granja de marihuana, que pertenece al camello del barrio, al que los cuatro amigos pretenden venderle la mercancía robada, etcétera, etcétera.
Este film marcó el patrón por el que se guió Ritchie más tarde, llegando a crear un estilo tan propio que ha llegado a crear escuela, ya que además de sus propios filmes, películas como Ases calientes están claramente inspiradas en el peculiar estilo cinematográfico de Ritchie.
Con este film Ritchie, además de crear su propio género, descubrió a unos auténticos actores que después se convertirían en estrellas, los dos casos más destacados son los Vinnie Jones y Jason Statham. El primero, ex-futbolista conocido por su agresividad en el terreno de juego, se ha labrado un carrera de tipo duro en el cine con películas como 60 segundos o La isla de los condenados, convirtiéndose en una estrella del cine mundial y un referente en el cine de acción británico. Jason Statham, que con este film consiguió su primer papel, ha ido más allá e incluso se ha convertido en uno de los hombres de acción del cine heredero de Stallone y Schwarzenegger.
El resultado de Lock & Stock, junto con todas las obras de Ritchie que han venido después, han creado un cine de mafiosos a la inglesa, siendo el referente de este género en las islas, y brindándonos uno de los mejores filmes de acción lejos de los habituales tiroteos y persecuciones de los americanos. Además Ritchie consigue impregnar todo con un halo de humor negro que hace mucho más entretenidas sus películas.
Esta, como todas las películas de Ritchie, son recomendables para aquellos amantes del cine de acción y de mafiosos que quieren un nivel más en los argumentos de este género. Una de las cintas más brillantes que existen.

Valoración: 4,5/5