9.11.11

Clásico Disney #28: La sirenita (Ron Clements & John Musker, 1989)

Ariel es una sirena soñadora que tiene un gran deseo, poder vivir fuera del agua, igual que los humanos, por los que siente especial fascinación. Un día de tormenta salva a un príncipe llamado Eric de un naufragio, se enamora locamente de él. A Tritón, el padre de la sirenita, y rey de los mares, no le gusta que su hija sienta este interés por los humanos, pues para él personifican la maldad y el peligro. Así que cuando pero cuando el rey Tritón descubre los sueños de su hija y su escondite secreto en el que guarda todos los pequeños tesoros que ha ido encontrando de los humanos, éste, furioso, arrasa con todos. Entonces, Ariel decide ir a buscar la bruja del mar, Úrsula y hacer un pacto con ella. Úrsula la convertirá en humana durante tres días, si en ese tiempo Ariel consigue que le príncipe se enamore de ella y le dé un beso de amor, será human para siempre, sino lo consigue, será un bicho feo y asqueroso en manos de la bruja. Ariel acepta este trato, pero antes de que firme el contrato, la bruja le dice que también perderá su voz, y que por lo tanto tendrá que enamorar al príncipe si poder hablar, aún y así Ariel firma, pues realmente cree poder conseguirlo. Una vez que se reencuentra con el príncipe, al que está a punto de conquistar, interviene Úrsula para evitarlo, tomando forma humana y con la voz de Ariel embruja a Eric para que se case con ella y olvide a la sirena. Cuando todo parece perdido, Ariel descubre la verdad, impide la boda y recupera su voz, pero demasiado tarde, ya que un segundo antes de recibir el beso, se pone el sol y Ariel vuelve a convertirse en sirena, siendo llevada de vuelta al mar por Úrsula. Sin embargo, su padre decide hacer un cambio de prisionero y se pone a disposición de Úrsula a cambio de la libertad de su hija. Ariel, con la ayuda de sus amigos Sebastián, Flounder y el príncipe Eric, logra derrotar a la bruja y destruirla, anulando los hechizos de Úrsula y liberando a Tritón. Una vez que Tritón se percata del amor entre Ariel y Eric, decide convertirla en ser humano, pues entiende que su hija tiene que vivir su propia vida. Esta es la historia que nos cuenta la película, La sirenita, que se estrenó en 1989, dando lugar a una de las grandes épocas de la factoría Disney. 
Este film está basado en el cuento del mismo nombre de Hans Christian Andersen, producida por Walt Disney Pictures y dirigida por Ron Clements y John Musker. Auquqe el film se basa en este cuento la verdad es que existen muchas diferencias entre el cuento tradicional y el film de Disney: En el hechizo original, la forma humana de la sirenita le causa gran dolor físico (se repite la imagen de "caminar sobre cuchillos") que ella acepta felizmente por amor. En el cuento, el príncipe está enamorado de otra princesa desde el principio. La bruja original tiene un papel muy secundario, y no es un personaje maligno, sino en cierto modo neutral. Las condiciones que pone a la sirenita se deben más a las "leyes" de su oficio que a un interés en hacer daño. Es decir que en el cuento ni la bruja es tan mala, ni Ariel se queda con el príncipe, pero todos estos aspectos del cuento original fueron desechados para construir una película más cercana al estilo Disney. 
Ariel es la cuarta princesa Disney, por detrás están Blancanieves, Cenicienta y Aurora, Ariel marcará el inicio de un nuevo concepto de heroína en la factoría: deja de ser princesa bella con un papel pasivo, para ser una mujer con ideales que toma las riendas de su propia vida asumiendo todas sus consecuencias. Y al ser un film de la factoría Disney, no nos hemos de olvidar jamás de la música: La sirenita tiene en su haber dos Oscar a la mejor banda sonora y a la mejor canción, la popularísima "Bajo el mar". El mérito, de los compositores Alan Menken y Howard Ashman. También es curioso saber que La sirenita fue la última película en que los créditos estaban dibujados a mano. 
Como apunte personal decir que la versión en original es infinitamente mejor que la remasterización en DVD, ya que el doblaje no es el mismo y por lo tanto, ni los personajes hablan en latino, como yo lo recordaba de pequeña, ni utilizan las mismas palabras, pues cachivache pasa a ser artilugio, lo que a mi modo de ver, le hace perder mucho al film. Recomiendo este film a todas aquellas personas que no hayan visto esta obra maestra Disney, repleta de música, color y magia, que nos arrastra a nuestra infancia, donde era muy fácil soñar, y pensar que todo era posible si uno se lo proponía. La sirenita es un film perfecto para ver en familia, solo, acompañado de los amigos, o simplemente ver para matar el tiempo, pues es bonita, alegre, divertida y fantástica.

Valoración: 5/5